Dentro de la Secretaría de Salud, es el área que impulsa las políticas que permiten al Sistema de Salud Integrado brindar servicios de salud con calidad, eficiencia y sensibilidad para toda la población, enfocado en la prevención y la generación de los recursos necesarios para la salud.