Qué es el Programa Nacional de Capacitación

El Programa Nacional de Capacitación es una forma de penetrar constantemente en la sociedad, concientizándola de su participación, responsabilidad y compromiso en la prevención de los accidentes viales a través de la formación y actualización continua de Promotores en Seguridad Vial, cuya labor es mostrar el impacto negativo que tienen las muertes y lesiones por accidentes viales en el ámbito personal, familiar, social y de la salud pública; pero también es enseñar a la población cómo evitar accidentes viales de acuerdo al papel que desempeñan en la movilidad difundiendo el mensaje de prevención.

En qué se sustenta su operación

De acuerdo con el Programa Sectorial de Salud 2013-2018 en donde se establece la estrategia 3.5 “Contribuir a disminuir las muertes por lesiones de causa externa” a través de la línea de acción 3.5.7 “Promover la participación comunitaria, educativa, municipal y multisectorial para la prevención de accidentes en el hogar”; y con base en el objetivo 3 del Programa de Acción Específico Seguridad Vial 2013-2018 referente a “Contribuir a la adopción de conductas seguras de usuarios de vialidades para reducir daños a la salud por accidentes viales”, se alinean los objetivos del Programa Nacional de Capacitación con el objeto de realizar las acciones necesarias, en coordinación con los Responsables del Programa de Prevención de Accidentes en las entidades federativas y con ello dar cumplimiento a los indicadores derivados de la estrategia 3.1 consistente en “Promover la cultura de prevención de accidentes viales mediante el desarrollo de competencias técnicas de los formadores y promotores de la seguridad vial”.

Estas acciones se promueven en los tres niveles de gobierno (municipal, estatal y federal) con el objeto de focalizar las acciones en los lugares de mayor problemática en cuanto a la incidencia de lesiones accidentales bajo un fomento de la voluntad política y la sensibilización de las autoridades en la materia.

Cómo funciona el Programa Nacional de Capacitación

Uno de los componentes del Programa de Prevención de Accidentes es la educación vial, del que se desprende el Programa Nacional de Capacitación, que mediante una estructura piramidal prepara Formadores y Multiplicadores en Seguridad Vial también llamados Promotores, para concientizar a la población de su co-responsabilidad en la prevención de accidentes.

Opera de la siguiente manera:

* Formadores, debe ser personal de entidades gubernamentales a quienes se les brinda contenido teórico en materia de seguridad vial así como técnicas didácticas de enseñanza-aprendizaje y elaboración de material didáctico, para que a su vez capaciten a:

* Promotores, pudiendo ser docentes, personal de instituciones del sector salud, personal de seguridad pública, personal de ONG, estudiantes; quienes a través de contenidos dirigidos a población específica y material elaborado acorde con los recursos con los que puedan contar, realizan pláticas de sensibilización para:

* Población general y les hagan llegar el mensaje de seguridad vial con apego a la problemática de la zona en que viven,

El siguiente esquema muestra lo anteriormente descrito:


 

De qué manera el STCONAPRA apoya a las entidades federativas

La primera aportación que hace el STCONAPRA a las entidades federativas es con presupuesto federal destinado exclusivamente para la implementación de este programa y de acuerdo a las necesidades detectadas en cada una de ellas, lo que se refleja en:

a. Curso para Formadores en Seguridad Vial -siempre que no se cuente con Promotores en la entidad federativa- en el que tiene prioridad el personal de salud pero no se descarta la participación de personal de otras instituciones gubernamentales inmersas en la seguridad vial

b. Establecimiento de una meta anual de pláticas de sensibilización a la población general consistente en el 1.3% de la población de 10 a 49 años de edad, de acuerdo a las proyecciones 2010-2050 del Consejo Nacional de Población (CONAPO)

c. Seguimiento a resultados a través de la recepción de informes trimestrales de las actividades relacionadas con la sensibilización y formación de Promotores

d. Asesoría para cada entidad federativa de acuerdo a requerimientos específicos propios del programa.


En qué consiste el curso para Formadores en Seguridad Vial

Un Formador en Seguridad Vial es aquella persona preparada para instruir a otros en la teoría de la seguridad vial y en la práctica de sus acciones mediante actividades educativas y uso de técnicas y dispositivos didácticos, fomentando su interés por investigar, actualizar los contenidos y difundir el mensaje de la prevención de accidentes viales.

Durante las cuarenta horas interactivas que dura el curso, los participantes adquieren conocimientos en materia de seguridad vial, desarrollan habilidades y competencias para conducirse frente a grupos con características diversas. Aprenden a diseñar y utilizar recursos didácticos para ellos y para la población a que se dirijan. Aprenden a seleccionar el material y las técnicas a utilizar con cada grupo con base en sus características sociales, académicas y educativas; y se les enseña a preparar a los Promotores con quienes colaborarán directamente para la difusión de la prevención de accidentes viales a través de las pláticas de sensibilización a la población general.

Aunque se trabajan de manera simultánea, el curso está dividido en dos partes:

a. Contenido pedagógico

• Técnicas de enseñanza-aprendizaje y de comunicación,

• Diseño y selección de material didáctico, de acuerdo a la población,

• Tipos y momentos de la evaluación.

b. Teoría y práctica de la seguridad vial

En donde se estudian los siete principales factores de riesgo de la seguridad vial

• No uso del cinturón de seguridad

• No uso de los sistemas de retención infantil

• No uso del caso e implementos de seguridad para motociclista

• Consumo de bebidas alcohólicas y conducción

• Velocidad inadecuada

• Uso de distractores

• Cinemática de la lesión

Se realizan evaluaciones parciales y al finalizar el curso para retroalimentar a los participantes en el desarrollo de sus habilidades como Formadores.


Cuáles son los factores de riesgo que se difunden entre la población

Con base en el Plan Mundial de Seguridad Vial hacemos del conocimiento de la población las siete causas principales, mismas que estudia el Observatorio Nacional de Lesiones, (enlace al ONL) por las que se presentan los accidentes viales:

   

No uso del cinturón de seguridad


No obstante ser el más seguro de los sistemas de seguridad pasiva y de uso reglamentado debido a que disminuye la probabilidad de lesiones y de muerte, en el 25% de los accidentes viales registrados en México durante 2012 el conductor no lo utilizó. (enlace a Serie de seguridad vial 2 cinturón de seguridad)

No uso de los Sistemas de Retención Infantil (SRI) 


Aun cuando en nuestro país contamos con Reglamentos de Tránsito estatales que obligan al uso de las también llamadas sillas portainfante (enlace a información legal), en las pláticas de sensibilización hemos detectado el desconocimiento del público sobre sus beneficios y medidas de seguridad. Todavía hay quienes piensan que son un artículo de lujo para que los niños viajen cómodos. (enlace a Serie de seguridad vial 11)

Los sistemas de retención infantil se eligen de acuerdo a peso, talla y edad del niño y deberán colocarse preferentemente en el asiento trasero. Niños cuya estatura rebasa 1.35 mts ya pueden utilizar solamente el cinturón de seguridad, de lo contrario, ante un impacto lejos de protegerlo puede causarle heridas graves en el cuello

Se recomienda que menores de 12 años viajen en el asiento posterior debido a las conductas y movimientos impredecibles que pueden tener.

Conducción bajo los efectos del alcohol 


Uno de los grandes errores en que incurren algunos conductores es considerar que tienen control sobre el vehículo y la vía cuando su capacidad de percepción, asociación y reacción se ve disminuida bajo los efectos del alcohol o algún estupefaciente. Lo mismo sucede con los peatones, motociclistas y ciclistas.

Al igual que las drogas, el alcohol altera el sistema nervioso central por lo que la agilidad mental y la coordinación motora se ven disminuidas. (enlace a Serie de seguridad vial 9 Alcohol y conducción) (enlace a Infografía Conducir bajo los efectos del alcohol)

Velocidad inadecuada 


No es el ir más rápido, sino el no respetar la velocidad reglamentada y que se da a conocer al conductor mediante las señales de tránsito, o no saber adaptarse a la velocidad necesaria de acuerdo a las circunstancias que se presentan en el trayecto, como puede ser una falla mecánica, condiciones climatológicas adversas, objetos, animales o vehículos obstruyendo las vías de circulación, falta de pericia, etc.

(enlace a Serie de seguridad vial 7 velocidad) (enlace a infografía Velocidad)

Usuarios vulnerables 


Consideramos usuarios vulnerables a quienes hacen uso de la vía pública sin vehículo de motor, es decir, peatones, ciclistas, personas con discapacidad, adultos mayores y niños.

La falta de consideración hacia sus necesidades y limitaciones, así como la carencia de espacios especialmente diseñados para ellos, los convierten en más propensos a sufrir un accidente vial.

En la mayoría de los casos, un atropellamiento a más de 50 kms/hr resulta mortal. (enlace Serie seguridad vial 1 El buen peatón)

No uso del casco en motocicleta 


Las ventajas que ofrece una motocicleta en cuanto a su precio, costo de mantenimiento, consumo de gasolina y movilidad en el tránsito, han permitido un considerable crecimiento en el parque vehicular; sin embargo, también se han visto incrementadas las lesiones y muertes por accidentes viales de sus usuarios.

El casco evita el contacto directo del cráneo y el objeto contra el que colisiona, razón por la que deben elegirse de buena calidad y usarse correctamente. (enlace Serie seguridad vial 4 Uso de casco)

Uso de distractores 


Aunque es de dominio público que el uso de distractores como es el celular, ya sea en llamadas o en mensajes, hace a su usuario más proclive a sufrir un accidente, su uso durante la conducción va en aumento. (enlace Serie seguridad vial 10 Distractores) El riesgo de verse involucrado en un accidente vial es cuatro veces mayor debido a que las alteraciones en el comportamiento del conductor son tan profundas como las ligadas a la conducción bajo los efectos del alcohol. (enlace uso del celular al volante: un problema creciente de distracción del conductor, OMS 2011) (enlace infografía Distractores)

Cuál es la situación nacional en cuanto a la operatividad del Programa Nacional de Capacitación

Al cierre de 2015 tenemos participación activa de veintiocho entidades federativas gracias a las cuales hoy contamos con 15,886 Promotores de Seguridad Vial quienes, mediante pláticas informativas, han sensibilizado a 2,160,917 personas cuyas edades fluctúan entre los tres y más de ochenta años abarcando diversos niveles educativos y socio-económicos, tanto urbanos como rurales.



A quién contactar para asesoría

Corresponde al Departamento de Formación y Desarrollo del STCONAPRA coordinar las acciones nacionales para la operación del Programa Nacional de Capacitación; sin embargo, la Secretaría de Salud de cada entidad federativa cuenta con el Programa de Prevención de Accidentes Viales siendo sus responsables el enlace directo con la población.

Para atención en el STCONAPRA, favor de contactar con:

Lic. A. Gabriela Esquivel Márquez,  Jefa del Departamento de Formación y Desarrollo, Guadalajara 46, Piso 3,  Colonia Roma Norte,  Delegación Cuauhtémoc  México, Distrito Federal CP 06700, amparo.esquivel@salud.gob.mx, Teléfono: +52 55 5062 1600 extensión 53013#