La Dra. Martha C. Híjar Medina, Secretaria Técnica del STCONAPRA, estuvo presente en la Cumbre de Seguridad de Productos de Consumo, que se llevó a cabo los días 18 y 19 de noviembre en la Ciudad de México, y en donde ofreció un panorama de las lesiones accidentales que ocurren en nuestro país y explicó cuáles son las acciones que se están llevando a cabo desde este Secretariado Técnico.

En el panel Manejo de Riesgos (Evaluación de la Conformidad), expuso que a partir de 2015 el STCONAPRA trabajó en la definición del Programa de Acción Específico para la Prevención de Accidentes en Grupos Vulnerables y actualmente cuenta con un modelo integral para la prevención de lesiones accidentales que detalla la implementación de acciones concretas, basadas en evidencia científica, específicamente destinado a atender las necesidades de salud de los niños, adolescentes y adultos mayores.

Aseguró que en México la mayor parte de los accidentes ocurren en la vivienda particular y por ello se tienen previstas inspecciones de seguridad en lugares en los que se concentran principalmente los niños, jóvenes y adultos mayores.

Asimismo, mencionó que este Secretariado Técnico tiene prevista la implementación de acciones complementarias como una adecuada recolección de datos, promoción de adecuaciones normativas, campañas de comunicación y capacitación para una adecuada atención de las urgencias médicas.

Por su parte, Virginia Sendel de Lemaitre, Presidenta de la Fundación Michou y Mau, afirmó que hay grandes avances en la atención de quemaduras en niños y actualmente la fundación cuenta con 8 clínicas a lo largo de la República Mexicana, una de las cuales puede atender quemaduras hasta en el 60 por ciento del cuerpo de la víctima, sin embargo “hemos tardado muchos años en atender lo más importante: la prevención”.

Destacó que en México la realidad es muy distinta a las de otros países ya que no son los productos de consumo los que ocasionan la muerte de las personas con quemaduras, sino que es la marginación el principal factor, esto debido a que la constitución de los hogares de familias de escasos recursos los hacen proclives a sufrir lesiones por quemaduras.

“Los niños en México se queman en el ambiente más humilde que existe. No se queman con una estufa hecha y derecha, se queman con anafres, fogones, velas o veladoras, cortos eléctricos por el uso de diablitos para tener energía eléctrica, así como con ollas que contienen líquidos hirviendo que jalan los niños de los anafres o que se dejan abandonadas para enfriarse en el suelo”, aseveró.

En el panel, el cual fue moderado por Tina Green, Directora General de la Dirección de Seguridad de Productos de Consumo, Health Canada, también participaron Larry Latack, Director de Seguridad Global de Productos de una conocida empresa de electrodomésticos; Pablo Moreno Cadena, Presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de Aparatos Domésticos (ANFAD), y George Borlase, Director Ejecutivo Adjunto para la Identificación de Peligros y Reducción de la CPSC.


07.JPG
06.JPG
04.JPG
05.JPG
03.JPG
02.JPG