NUM. 736 / Nuevo Vallarta, Nay.

·         El Acuerdo  de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés) representa la apertura de nuevos mercados para todo el sistema productivo del sector primario nacional, afirmó el coordinador general de Ganadería, Francisco Gurría Treviño, al inaugurar el IV Congreso Nacional de Productores Porcícolas, 2015.

El sector porcícola nacional tiene una nueva ventana de oportunidad productiva y comercial con la reciente firma de México del Acuerdo  de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés), ya que los productos mexicanos cumplen con estándares internacionales de calidad y sanidad, afirmó el coordinador general de Ganadería, Francisco Gurría Treviño, al inaugurar el IV Congreso Nacional de Productores Porcícolas, Oporpa 2015.

Con la representación del titular de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), José Calzada Rovirosa, indicó que los estándares de sanidad e inocuidad de la industria porcícola nacional han posicionado al sector en los mercados exigentes, donde los porcicultores dejan muy en claro su esfuerzo, dedicación y compromiso.

Abundó que el trabajo realizado por nuevas generaciones de porcicultores y los técnicos especialistas en cerdos mantienen los altos estándares productivos del sector.

Destacó que a diferencia de la producción mundial de proteína animal que tenía lugar en la década de los años 60 –45 millones de toneladas de carnes de res, cerdo y pollo—, actualmente se producen 257 millones de toneladas de carne al año.

En 55 años, la única carne que ha mantenido la proporción productiva en el mundo es la de cerdo, toda vez que de esas 257 millones de toneladas la producción porcina es de 42 por ciento, con casi 110 millones de toneladas.

Ante más de 500 congresistas, Gurría Treviño recalcó que el sector porcícola ha mantenido su constancia productiva para abastecer la oferta de carne en México y el mundo, donde nos situamos en una posición privilegiada y atendemos a mercados como el de Japón.

Apuntó que la apertura de nuevos mercados representa oportunidades al sector primario del país, como el TPP.

Lograr esta posición y clasificación se llevó más de 30 años y, por ello, se apoya al sector con incentivos que les mantengan en la línea de mejoramiento productivo de carne de cerdo y de otras especies para enfrentar los retos futuros de alimentar a México y a otras partes del mundo.

El presidente de la Oporpa, Heriberto Hernández Cárdenas, señaló que en el IV Congreso “Enfrentando los Retos de la Porcicultura Global” se difundirá información, experiencias y conocimientos tendientes a lograr que en las granjas haya mejores prácticas para enfrentar los retos que tiene la industria.

Este intercambio de experiencias, añadió, fortalecerá los lazos de amistad y de comercialización en este sector, que cada vez cobra mayor relevancia por su contribución a la oferta de proteína animal.

En el marco del encuentro, este año se entregó el galardón al Mérito Porcino a Fernando Curiel Ramos, productor con 65 años de trabajo, quien empezó en el sector en la década de los 50. Actualmente, es reconocido como uno de los pioneros de la porcicultura en México.