NUM. 282 / México, D.F.

  • El SENASICA utiliza los sistemas satelitales en el diagnóstico y prevención de enfermedades vegetales y pecuarias, así como en la vigilancia epidemiológica, informó el director en jefe del órgano desconcentrado de la SAGARPA, Enrique Sánchez Cruz, en el marco del Foro Global de Expectativas Agroalimentarias 2015. 

  • A través de la geo referenciación es posible dar respuestas más rápidas y oportunas ante brotes que pudieran presentarse, dimensionar la afectación de algún evento epidemiológico y establecer los límites de las cuarentenas sanitarias. 

El Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) utiliza herramientas satelitales, principalmente para el diagnóstico y el monitoreo de plagas y enfermedades, tanto en el territorio nacional como en todos los países del mundo.

Así lo indicó el director en jefe del órgano descentrado de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), Enrique Sánchez Cruz, durante su participación en el panel Geo Agricultura del II Foro Global de Expectativas Agroalimentarias 2015, celebrado en la Biblioteca José Vasconcelos de la Ciudad de México.

Explicó que los Sistemas Geo Referenciales son de gran utilidad para el SENASICA, ya que permite contar con información puntual y oportuna sobre lo que sucede en el mundo en materia de sanidad vegetal y animal y de esta manera, aplicar medidas para prevenir la entrada de plagas y enfermedades que no existen en el país.

De igual forma, aporta información para establecer los protocolos sanitarios para el intercambio comercial de productos agroalimentarios entre los diferentes países del mundo.

Este tipo de sistemas son una herramienta que los técnicos del órgano desconcentrado de la SAGARPA utilizan para monitorear y fortalecer la vigilancia de las aves migratorias, que son portadoras de enfermedades exóticas.

Vía satélite los técnicos envían fotografías e información geográfica de plantas al Centro Nacional de Referencia Fitosanitaria, en donde se cuenta con tecnología necesaria para el diagnóstico de enfermedades.

El director en jefe del SENASICA informó también que cuando se han presentado brotes epidemiológicos en el país, la geo referenciación ha sido útil para delimitar las áreas impactadas, establecer las zonas de control focal, perifocal y de amortiguamiento para la contención y de esta manera disminuir los riesgos de diseminación.

A través de estos sistemas, puntualizó, es posible dar respuestas más rápidas y oportunas ante brotes que pudieran presentarse, dimensionar la afectación de algún evento epidemiológico y establecer los límites de las cuarentenas sanitarias.

Por su parte, el gerente central del Herbet Resource Information Center de Australia, Raymond de Lai, habló sobre el uso del Sistema de Información Geográfica (SIG) en el cultivo de caña de azúcar.

Se refirió a la utilización del SIG durante el cultivo, cosecha y postcosecha de la caña de azúcar, explicó que los productores cuentan con dispositivos para monitorear los cultivos en tiempo real y crear gráficos que brindan información para incrementar la productividad.

Estos dispositivos, dijo, han permitido a los productores ahorros importantes, porque hacen más eficiente el cultivo; pueden, por ejemplo, conocer con antelación datos como los volúmenes de producción para establecer contratos o prever la logística del transporte, lo que incrementa la rentabilidad de los cultivos.

El panel, cuyo objetivo fue intercambiar ideas y experiencias sobre la contribución del uso de inteligencia geo espacial en la agricultura mundial, fue moderado por el jefe de Investigación Científica de Programa de Trigo del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT), José Iván Ortíz-Monasterio Rosas.

Participó además el oficial de Recursos Naturales de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Oscar Rojas, con la ponencia Uso de los Satélites Espaciales para la Observación de la Sequía en el Mundo, a través del cual se puede contar con información histórica, monitorear los cultivos, las condiciones climáticas.