Num. 660 / México D.F. 
  • México es un país con vocación ganadera y la tarea es prevenir que las enfermedades afecten a la planta productiva, con vacunas y antibióticos eficaces, y un oportuno diagnóstico, expresó el director en jefe del SENASICA, Enrique Sánchez Cruz.

El director en jefe del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA), Enrique Sánchez Cruz, hizo un reconocimiento a las empresas integradas a Industria Farmacéutica Veterinaria (INFARVET) por su colaboración para preservar la salud animal, durante sus 50 años de vida.


Al inaugurar la XLII Convención Anual de la INFARVET, en representación del secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, Enrique Martínez y Martínez, el titular del SENASICA indicó que cada ocho meses surge una enfermedad emergente en el mundo, lo cual exige investigar continuamente para contar con vacunas y medicamentos eficaces.


Señaló que México es un país con vocación ganadera y la tarea es prevenir que las enfermedades afecten a la planta productiva, con vacunas y antibióticos eficaces, y un oportuno diagnóstico.


Enfatizó que el abasto de alimentos sanos para la población implica un gran trabajo para combatir plagas, enfermedades y disminuir los riesgos de diseminación, por ello esta tarea implica coordinación interinstitucional, con productores, con la iniciativa privada y con organismos internacionales.


Destacó que el Sistema Tipo Inspección Federal (TIF) es un orgullo para México, pues con base en él la exportación de carne ha crecido 120 por ciento en cuatro años, y el consumo nacional es cada vez más seguro al cumplir con estándares de calidad e inocuidad de clase mundial.


Durante su conferencia magistral “Sanidad e Inocuidad Agroalimentaria en México”, el funcionario de la SAGARPA expuso que hoy día el reto es balancear la tarea cotidiana de la producción, con la biotecnología y la producción orgánica, para cumplir con la tarea de ofertar productos sanos e inocuos a todo tipo de consumidores.


Remarcó que en 2012 las exportaciones agroalimentarias superaron los 23 mil millones de dólares --lo que coloca a México entre los primeros 11 países exportadores del mundo--, y esto sería imposible si el sistema de sanidad del país no funcionara adecuadamente.


Por su parte, el presidente de Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (CANIFARMA), Dagoberto Cortés Cervantes, subrayó el trabajo de INFARVET durante medio siglo, así como su contribución en las tareas relacionadas con la inocuidad alimentaria y la salud animal.


Refrendó el compromiso de la industria farmacéutica para participar en la construcción de un sistema agroalimentario fuerte, capaz de abastecer con calidad y eficiencia los requerimientos de la población mexicana.

En tanto, Luis Gómez Durham, de Merial México, hizo un recuento de la historia de INFARVET durante sus 50 años de vida.


En el evento, que se efectuó en Puerto Vallarta, Jalisco, estuvieron el presidente de INFARVET, Jesús Arias Ibarrondo; el delegado de la SAGARPA en Jalisco, Francisco J. Guizar Macías, y el director general de Fomento Agropecuario de la Secretaría de Desarrollo Rural del Gobierno del Estado de Jalisco, Salvador Pérez Ortega, así como el director de Operación de la Subsecretaría de Alimentación y Competitividad de la SAGARPA, Angel Soriano.


En los paneles participaron el titular de la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (COFEMER), Virgilio Andrade Martínez; el presidente del Consejo Mexicano de la Carne (COMERCARNE), Luis Musi Letayf; el vicepresidente de Asociación Nacional de Establecimientos TIF (ANETIF), Mario Gorena Mireles; el director general de Salud Animal del SENASICA, Joaquín Delgadillo Álvarez, y el director general de Inocuidad Agroalimentaria, Acuícola y Pesquera del SENASICA.