B0438/México, D.F.
  • ​En 2013, con base en el programa “Conservemos un Campo Limpio”, fueron colectadas dos mil 850 toneladas de envases vacíos de plaguicidas de uso agrícola, cifra superior a la del año previo (dos mil 528 toneladas).
  • Con recursos federales y estatales se han invertido 21 millones de pesos para equipamiento y reactivación de 66 Centros de Acopio Temporal, de los cuales tres operan con inversión privada.
Para el presente año, el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) tiene la meta de recolectar tres mil 100 toneladas de envases vacíos de plaguicidas de uso agrícola, además de fortalecer el Sistema de Recuperación y Eliminación de Envases Vacíos de Plaguicidas para la protección de cultivos, productores y medio ambiente.

Estas acciones que lleva a cabo el organismo de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) están orientadas a la integración de una cadena de valor de los envases vacíos de plaguicidas, que den sostenibilidad económica y financiera al programa.

Para ello, se proyecta instalar plantas recicladoras en diferentes regiones del país en las que a partir de los envases vacíos de agroquímicos se obtienen, entre otros materiales, madera plástica para la elaboración de tarimas, cercas y tutores de cultivo.

A través del Programa Nacional de Recolección de Envases Vacíos de Agroquímicos y Afines (PNREVAA), conocido como “Conservemos un Campo Limpio”, en 2013 se recolectaron dos mil 850 toneladas de recipientes de agroquímicos, cifra superior a la meta establecida gracias a la coordinación institucional.

Este programa contribuye al manejo adecuado e integral de los envases de agroquímicos que se utilizan en la producción primaria en el territorio nacional.

En el marco de “Conservemos un Campo Limpio”, que inició en 2009, se recolectaron el primer año 889 toneladas de envases vacíos, y en 2012 la cifra llegó a las dos mil 528 toneladas.

El programa permite reducir el riesgo de daño a la salud de los trabajadores agrícolas, consumidores y animales; además, es amigable con el ambiente, pues los envases dejan de tirarse en canales de riego, ríos, arroyos, zanjas, brechas, barrancas o en campo abierto, por lo que también contribuye a la salud pública y a la inocuidad de los alimentos.

Con recursos federales y estatales se han invertido 21 millones de pesos para equipamiento y reactivación de 66 Centros de Acopio Temporal (CAT), de los cuales tres operan con inversión privada.

Hay en operación 959 Centros de Recolección de Envases Vacíos de Plaguicidas (CREVP) en el territorio nacional, que son administrados por los Comités Estatales de Sanidad Vegetal, organismos auxiliares del SENASICA integrados por productores.

Estos comités imparten además capacitación a productores en el Buen Uso y Manejo de Agroquímicos, bajo la supervisión de la Dirección General de Inocuidad Agroalimentaria, Acuícola y Pesquera.

Debido al éxito y utilidad del programa, se estima hacer un Plan Integral 2014-2018 para tener un crecimiento exponencial año con año y apoyar la disposición adecuada de envases para crear una cadena de valor y uso.

Promueve SAGARPA un campo limpio y sustentable.

El Programa “Conservemos un Campo Limpio” tiene el objetivo de sensibilizar y capacitar a productores en la técnica de triple lavado, recolectar envases vacíos, confinarlos en centros de acopio y disponer de ellos de manera segura. 

Campo Limpio fomenta y promueve la gestión integral de los envases vacíos de agroquímicos, así como la articulación entre los agricultores, usuarios finales, distribuidores y fabricantes de plaguicidas.

Los envases que se recolectan son reciclados, lo que propicia beneficios financieros y la autosuficiencia del Programa, además de que se forma una cadena de valor integral sobre el uso, recolección, transporte y disposición final de los envases vacíos de plaguicidas que se generan en las zonas agrícolas del país.

La SAGARPA apoya con técnicos de campo para promover el programa entre los productores, sobre todo en las zonas con mayor índice agrícola.

Estas labores se enmarcan en el Programa de Inocuidad Agroalimentaria, que impulsa los Sistemas de Reducción de Riesgos de Contaminación (SRRC) y el Buen Uso y Manejo de Agroquímicos (BUMA), en los que es obligatorio el manejo integral de los envases vacíos de agroquímicos.

Cabe mencionar que con la finalidad de fortalecer las actividades, se impartió el curso "Operación del Programa Nacional de Recolección de Envases Vacíos de Agroquímicos y Afines", lo que permitió actualizar a los integrantes de los Comités de Sanidad Vegetal del país en la operación “Conservemos un Campo Limpio”.

Participaron los coordinadores de inocuidad y profesionales del Sistema de Reducción de Riesgos de Contaminación de Comités de Sanidad Vegetal de diferentes estados de la República, quienes intercambiaron dinámicas y estrategias para homologar planes de manejo de recolección de envases vacíos.

Asistieron los comités estatales de Sanidad Vegetal de las entidades de Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Chiapas, Chihuahua, Colima, Distrito Federal, Durango, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Estado de México, Michoacán, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz, Yucatán y Zacatecas.