B0164/Saltillo, Coah.
  • ​En reunión de trabajo del secretario Enrique Martínez y Martínez con la Comisión Nacional de las Zonas Áridas, se informó que este programa contribuye al mejoramiento del nivel de vida de los productores.
El Gobierno de la República proyecta ampliar su Programa Nacional de Rehabilitación de Agostaderos (PRONARA), puesto en marcha este año, en beneficio de localidades y municipios de las zonas áridas y semiáridas del país.

Este programa inició en Coahuila, San Luis Potosí, Tamaulipas y Durango. Ocho estados más trabajan en la integración de comités pro-obra para incorporarse al PRONARA, que ejercerá este año 82.6 millones de pesos, se destacó en la reunión de trabajo de la Comisión Nacional de las Zonas Áridas (CONAZA), presidida por el secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, Enrique Martínez y Martínez.

Al respecto, el titular de la SAGARPA refirió que este Programa adquirirá en principio 12 equipos agrícolas, que constan de tractor y rodillo, y aportará los recursos para la operación de los mismos; se tiene como meta a cinco años rehabilitar un millón de hectáreas de agostaderos en zonas ganaderas del país.

Como parte de su gira de trabajo por Coahuila, el secretario Martínez y Martínez afirmó que es un compromiso de trabajo fortalecer todas las acciones que se realizan en las zonas áridas y semiáridas del país, que abarca más del 51 por ciento del territorio nacional.

Los recursos del Gobierno Federal se canalizan al mejoramiento del nivel de vida de los productores que habitan en localidades y municipios de alta marginación, subrayó.

Indicó que la CONAZA dispondrá de más de 2.5 mil millones de pesos este año para contribuir al fortalecimiento de las acciones y programas de conservación y uso sustentable de suelo y agua, así como los de desarrollo de zonas áridas.

Las zonas áridas y semiáridas representan más del 50 por cierto del territorio de México. Entre sus características destacan la limitada precipitación pluvial, la alta evaporación y las fuertes oscilaciones térmicas anuales y diarias.

Participaron también el director general de la CONAZA, Abraham Cepeda Izaguirre, y los directores de Operación y Seguimiento, Jesús Villanueva Villa, de Información y Vinculación, Reynaldo Pereznegrón Pereznegrón, de Jurídico, Baltazar Guerrero García, y de Administración y Finanzas, Leopoldo Morales Bucio, entre otros.