NUM.391/México, D.F.,

  • ​Durante este verano están disponibles más de 100 especies de pescados y mariscos frescos de temporada, que son bajos en calorías, poseen un alto valor nutritivo, constituyen una rica fuente de proteínas y proporcionan una amplia variedad de vitaminas y minerales: comisionado Mario Aguilar Sánchez.
  • Como parte de la campaña de consumo, la CONAPESCA promueve la ingesta de alimentos de origen pesquero y acuícola al menos tres veces a la semana, por lo que llamó a la población a tomar en cuenta una serie de recomendaciones al momento de adquirir estos productos.

La Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA) le recuerda a la familia mexicana que durante esta temporada vacacional de verano están disponibles, en su mayoría a precios económicos, más de 100 especies de pescados y mariscos de producción nacional y alto valor nutritivo.


Los pescados y mariscos son una esencial fuente de proteínas, vitaminas y minerales, por lo que se recomienda consumir este producto en fresco para que aporte todos sus beneficios al cuerpo humano, informó la CONAPESCA.

El organismo, que dirige el comisionado nacional de Acuacultura y Pesca, Mario Aguilar Sánchez, promueve que la población del país consuma productos de origen pesquero y acuícola, al menos tres veces a la semana, ya que su alto contenido de proteínas y Omega 3 los hace una valiosa opción para la alimentación sana de los mexicanos durante todo el año.


Como parte de las acciones de promoción, la CONAPESCA llamó a la población a tomar en cuenta una serie de recomendaciones al momento de adquirir estos alimentos frescos, como son el  identificar un pescado fresco y para ello, se debe observar que los ojos de la pieza estén brillantes, transparentes y un poco resaltados.


También, los compradores deben constatar que el pescado en buen estado debe presentar un aspecto húmedo y textura firme de la carne, y la piel poseer una apariencia lisa y brillante, sin arrugas ni manchas.


De igual manera, señaló que es imprescindible oler el pescado, ya que una pieza fresca desprende un olor agradable; si emana otro tipo de olor, significa que se encuentra poco fresco o en estado de descomposición.

Es importante verificar que las agallas presenten un aspecto limpio, brillante y de color rojo o rosado.


La CONAPESCA recomienda supervisar que las escamas estén firmemente adheridas al cuerpo y unidas entre sí. El pescado tampoco debe contener  vísceras, ya que éstas pueden estar perforadas y contaminar el producto.


Siempre es aconsejable que en la adquisición de mariscos frescos se tome en cuenta las características propias de cada especie.


Para el caso de los camarones, la cabeza del crustáceo debe presentar un aspecto translúcido y el resto del cuerpo no debe tener manchas oscuras, la carne debe estar firme y el caparazón tiene que ser resistente y brillante.


Para los ostiones, mejillones y almejas frescas, la concha debe estar cerrada, pero si está abierta ligeramente ésta debe cerrarse al tocarla. El líquido que poseen tiene que ser abundante y de color claro.


La frescura de los calamares y pulpos se nota en su carne firme y un color entre blanco nacarado y blanco rosado, además de que tienen que presentar un ligero brillo.


Con estas recomendaciones la CONAPESCA invita a toda la población a consumir durante este periodo vacacional pescados y mariscos mexicanos, que son un referente en calidad y sabor a nivel mundial.