NUM.675 / México, D.F.

  • A través del Programa Moscamed se ha ampliado el área libre de la plaga en la región fronteriza entre México y Guatemala en 24 mil 480 kilómetros cuadrados, lo que equivale a dos millones 448 mil hectáreas. 

Representantes de organismos internacionales y funcionarios del Gobierno Fedeal mexicano visitaron la Planta El Pino, dedicada a la cría masiva y esterilización de Mosca del Mediterráneo, ubicada en El Cerinal, Barberena, Guatemala.

Esta infraestructura es la principal del Programa Moscamed, el cual se constituyó mediante un Convenio de Cooperación Trinacional entre los gobiernos de Estados Unidos, Guatemala y México, operado a través de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA).

Esta planta, junto con la del Programa Moscamed en Chiapas, suministra mil 200 millones de moscas estériles por semana para prevenir la entrada de la plaga a México y Estados Unidos -países libres- y para erradicarla de Guatemala a la brevedad posible.

La embajadora de México en Guatemala, Mabel Gómez Oliver, el ministro Agropecuario para Centroamérica de la SAGARPA, Fernando Zuloaga Albarrán, y los representantes de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y  la Agricultura (FAO), Diego Recalde León; del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), Keith L. Andrews, y del Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA), Elmer López, destacaron la importancia del programa para salvaguardar el patrimonio hortofrutícola de los tres países.

Durante la visita se destacaron los logros del Programa Moscamed, a través del cual, de 2010 a la fecha, se ha ampliado el área libre de la plaga en la región fronteriza entre México y Guatemala en 24 mil 480 kilómetros cuadrados, lo que equivale a dos millones 448 mil hectáreas.

Los funcionarios plantearon la necesidad de fortalecer los vínculos del programa con organizaciones internacionales y regionales de protección fitosanitaria y de desarrollo agrícola, como eje estratégico para alcanzar el siguiente objetivo del programa que es erradicar a la mosca del Mediterráneo de Guatemala y de esta manera alejar aún más el riesgo de introducción de la plaga a México y Estados Unidos.

Propusieron llevar a cabo un foro interinstitucional organizado por Moscamed y con participación de la industria hortofrutícola de Guatemala para presentar los avances del programa, además de proponer posibles esquemas de colaboración público-privadas, de gestión de recursos externos para apoyar el plan de erradicación, señalado como objetivo prioritario inmediato.

Como parte de estos esfuerzos, se acordó organizar una visita próxima a El Pino del grupo de donantes G13, conformado por los países que destinan más recursos de cooperación a Guatemala, y por organismos multilaterales de apoyo financiero incluyendo al Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Unión Europea (UE).

Cabe recordar que el Programa Moscamed opera mediante un convenio Trinacional, a través del cual se creó la Comisión Multilateral de Moscas de la Fruta en la detección, control y erradicación de la Mosca del Mediterráneo en la región, con la finalidad de proteger el patrimonio hortofrutícola de los tres países