NUM.813 / México, D.F.

  • En el XII Encuentro Nacional Ganadero, el responsable de esta cartera en la SAGARPA, Francisco Gurría, se refirió a la buena etapa por la que atraviesa el sector pecuario. 

En la recta final de este año, México se consolida como el séptimo productor mundial de proteína animal, y su sector ganadero mantiene una tendencia a la alza tanto en exportaciones como en producción.

En su ponencia titulada “Perspectivas sobre el desarrollo ganadero en México y programas para 2016”, el coordinador general de Ganadería de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), Francisco Gurría Treviño, expuso que si se consideran las exportaciones de carne de todas las especies, dentro de lo que destacan los segmentos de bovino y cerdo, las ventas internacionales del sector pecuario ocupan el primer lugar en el rubro agroalimentario.

Dijo que tan sólo en 2014 la exportación de productos de bovino alcanzó un valor comercial de mil 711 millones de dólares, ubicándose después de la cerveza y el tomate, pero antes del aguacate y del tequila, en el ranking de ventas.

Ante unos 500 productores provenientes de los diferentes estados de la República, participantes en el XII Encuentro Nacional Ganadero, el funcionario federal detalló que, en el contexto mundial, nuestro país juega un papel preponderante como competidor en la parte pecuaria, ya que ocupa el cuarto lugar en producción de pollo, con 2.8 millones de toneladas; el sexto en carne de bovino, con 1.8 millones de toneladas; y el decimosexto en carne de cerdo, con 1.2 millones de toneladas.

En lo que corresponde a huevo de plato, México está en quinto lugar, con 2.5 millones de toneladas, mientras que en miel de abeja ocupa el sexto lugar, con 57 mil toneladas anuales.

Con respecto a la leche de vaca, agregó, el país se ubica en el lugar 15, con la producción de 11 mil millones de litros.

Por todo ello, dijo Gurría Treviño, es que se reafirma que el sector pecuario en general se encuentra en una buena etapa, con buenos precios y con resultados de clase mundial, lo que hace necesario reforzar los programas de apoyo a los productores, mediante una modificación de las reglas de operación para volverlas más accesibles.

Se trabaja ya, indicó, en la simplificación de la reglas de operación, en una primera versión, en donde se reduce el número de componentes y con ello se simplifican los conceptos de apoyo, lo que permite la reducción del articulado y los anexos.

En su intervención, el responsable de la ganadería del país expuso lo que serán las líneas generales de trabajo en este sector para el próximo año.