Saltillo, Coah.

Mensaje del Secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, José Calzada Rovirosa, durante la 136 Sesión Ordinaria del H. Consejo Directivo de la CONAZA. 

Muchas gracias, buenos días tengan todos ustedes.

Primero, saludar a mi amigo el Gobernador Rubén Moreira, amigo de hace muchos años, con quien hemos compartido diversas batallas juntos. 

Rubén en su calidad de Gobernador de este gran estado, y yo, hasta hace un par de meses, también Gobernador de mi entidad, de Querétaro. 

Y los temas que teníamos que ver juntos, tenían que ver con cosas nacionales, tenían que ver con mejores presupuestos, tenían que ver con circunstancias del clima, tenían que ver con cuestiones de seguridad, es decir, tenían que ver con el bienestar de nuestra gente, y siempre tuvimos una gran amistad, como la tenemos hoy en día. 

Y te quiero reconocer Gobernador, porque no obstante que siempre en las administraciones estatales se enfrentan adversidades, en ocasiones presupuestales y de otra naturaleza, siempre has estado firme, apoyando al señor Presidente, por una parte. 

Pero segundo, y me parece a mí de manera destacada, siempre del lado de tu gente. 

El día de hoy quisimos estar contigo, correrte ésta atenta invitación para que estuvieras con nosotros, con la familia SAGARPA, aquí en CONAZA, presenciando los buenos resultados que se han tenido a lo largo de los años, y acompañando a nuestro amigo Abraham Cepeda. 

Les puedo comentar que he estado revisando las cifras de esta importante dependencia, ha tenido presupuestos decrecientes a través de los años, pero más que el presupuesto, ha sido la efectividad en la utilización de los recursos públicos. 

Para el próximo año, como ustedes saben, ya se aprobó el paquete económico, el Presupuesto de Egresos de la Federación.  

A nuestra Secretaría, SAGARPA, le otorgaron 84 mil 700 millones de pesos, ocho mil y tantos millones de pesos más que lo que se había proyectado inicialmente por parte del Ejecutivo. Las diputadas y diputados fueron generosos con la propia Secretaría.

Y les puedo garantizar que independientemente de los montos aprobados para CONAZA, platicaremos con las dependencias facultadas para ello, que es la Secretaría de Hacienda, para que podamos hacer economías y otorgarle mayor presupuesto a esta dependencia. 

Por los ejemplos que vemos y por las historias de éxito que pudimos constatar, se cambian vidas. 

La gran oportunidad cuando trabajas en política, es que tienen la oportunidad de cambiar vidas auténticamente. 

Llevar agua a donde no hay, llevar prosperidad a donde la gente lo está demandando, llevar satisfactores a donde la gente lo requiere. 

Y esta dependencia trabaja fundamentalmente en zonas rurales, en donde más la gente nos necesita como Gobierno Federal. 

Siempre menciono que en la gran dimensión del campo mexicano, en esas 198 millones de hectáreas que conforman nuestro país, de las cuales 22 millones de hectáreas son tierras cultivables, existen dos grandes esferas de productores: 

Los grandes productores, los que tienen invernaderos, los que exportan aguacate, los que producen tomate. 

Aquellas personas que se han organizado bien a lo largo de los años y hoy exportan tequila, 400 litros de tequila exportamos cada minuto. 

Y por otra parte, tenemos a los pequeños productores, a los productores rurales, con quienes nos debemos de enfocar. 

La instrucción precisa del Presidente Enrique Peña Nieto, cuando me honró con esta importante distinción al frente de la SAGARPA, tuvo que ver fundamentalmente con pequeños productores. 

A mucha gente a quien no le ha hecho justicia la Revolución, a mucha gente con quienes tenemos una deuda histórica y tenemos que llegar como funcionarios eficaces y sensibles a las necesidades de nuestra gente.

En el campo tenemos aproximadamente siete millones de productores, 25 millones de personas aproximadamente viven en el sector rural. 

Entonces tenemos una ordenanza, tenemos un mandato. El mandato es ser efectivos en nuestro trabajo y ser conscientes de nuestra responsabilidad de cambiar vidas. 

Por eso, quise venir a este encuentro, primero para conocerlos a todos de un solo golpe, ver el trabajo, constatar las cosas que se hacen bien, y también motivarlos para mejorar aquellas cuestiones que requieren mayor sigilo y operación. 

Pero también decirles que no dejo de reconocer que esta instancia que se creó en 1970, que tiene ya muchos años, y que seguramente ha pasado por momentos buenos y por momentos malos, hoy es motivo de orgullo de la Secretaría. Entonces, manténganlo así.

He platicado con nuestro amigo Abraham, de entrada una cuestión que está por demás, pero la menciono en la mesa, que lo ratifiqué en su encargo, que lo ratificamos en su encargo por el buen desempeño, por el buen trabajo. 

Todos los funcionarios públicos siempre estamos sujetos a una evaluación, y la evaluación está en la mesa. 

Cuáles son los beneficios que llevamos a la gente y cómo se dispone de los recursos públicos, en muchas ocasiones decrecientes, pero en este caso, decrecientes pero con efectividad. 

De tal suerte, los conmino para que sigamos igual, a que vayamos a todas las regiones, a todas las comunidades y que llevemos el mensaje también del señor Presidente de la República, el licenciado Enrique Peña Nieto, de que el interés supremo de la federación en el caso particular de la SAGARPA, está con la gente que más nos requiere.

A los grandes también les damos siempre la mano, abrimos canales de comunicación y mejores vías para la exportación y la producción de los productos mexicanos.

Hoy tenemos una balanza comercial superavitaria. Hoy tenemos las mejores cifras en materia agroalimentaria de la historia. 

Nunca antes México había sido superavitario. Tenemos un superávit superior a los mil millones de dólares y con los Estados Unidos, más de tres mil millones de dólares. 

Hoy el valor de las exportaciones agroalimentarias es superior al valor de las exportaciones petroleras, es mayor a los ingresos turísticos y es mayor también a los ingresos por concepto de remesas. 

Es decir, nuestro sector, amigas y amigos, es un sector no solamente importante, es un sector estratégico en la economía nacional. 

Ustedes juegan un papel también fundamental, todos los eslabones son importantes para la fortaleza de la cadena. 

De tal suerte que les quiero pedir que sigamos igual, señor director general, estimadas amigas y amigos, estaré viniendo frecuentemente a visitar a mi estimado amigo el señor Gobernador, con quien ya mencioné, me une una gran amistad, pero también una gran afinidad porque ha probado ser un Gobernador eficaz y un Gobernador amigo. 

Así es que muchas gracias, que tengan un buen día, y a seguirle trabajando.