NUM.702 / Playa del Carmen, Solidaridad, Q.Roo,

  • El secretario de Agricultura, José Calzada Rovirosa, condujo los trabajos de la Plenaria de Ministros de Agricultura: “Hacia una productividad competitiva, sustentable e incluyente; una oportunidad para la agricultura de las Américas”. 

  • En México, se transita del autoconsumo de grandes extensiones de las zonas rurales a espacios productivos para la competencia nacional e internacional, con acciones para que un mayor número de campesinos tengan mejores ingresos por su actividad: José Calzada. 

  • Ante ministros, viceministros y representantes de 34 países de las Américas, el titular de la SAGARPA aseguró que la convergencia de esfuerzos de pequeños y grandes productores hace de la agricultura una efectiva opción de crecimiento económico y de desarrollo social. 

    Con una frontera agrícola agotada, la innovación, la investigación y la aplicación de nuevas tecnologías constituyen un camino alterno para producir más con menos, lo que propicia una mayor participación de los productores agrícolas, incluidos los pequeños, quienes son prioridad para el Gobierno de México.

    Lo anterior fue señalado por el secretario de Agricultura Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, José Calzada Rovirosa, durante su participación en la Plenaria de Ministros de Agricultura: “Hacia una productividad competitiva, sustentable e incluyente; una oportunidad para la agricultura de las Américas”.

    Ante ministros, viceministros y representantes de 34 países del continente, el titular de la SAGARPA afirmó que es precisamente en la pequeña agricultura familiar donde está el mayor potencial para incrementar la producción de alimentos a nivel global, toda vez que la agricultura extensiva, si bien ayuda a una mayor producción, también propicia la degradación de  los suelos.

    Aseguró que de esta manera se transita del autoconsumo de grandes extensiones de las zonas rurales a espacios productivos para la competencia nacional e internacional, con las acciones necesarias para que un mayor número de campesinos tengan mejores ingresos por su actividad.

    Una segunda acción, añadió, es lograr que el aumento en la productividad agropecuaria no implique daños a los ecosistemas sino que sea amigable con la naturaleza, por lo que se debe privilegiar el mantenimiento de los recursos acuíferos y las áreas de cultivo, así como evitar a toda costa la contaminación y depredación de la flora y la fauna.

    “Es totalmente irresponsable el incremento de la productividad en el campo mediante un consumo intensivo de los recursos naturales y el uso de técnicas que degradan el medio ambiente y reducen la biodiversidad; una producción de alimentos sin criterios ecológicos y el deterioro creciente de la tierra sería insostenible en el mediano y largo plazos”, aseveró.

    Acompañado por el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de Argentina y presidente de la Junta Interamericana de Agricultura (JIA), Carlos Horacio Casamiquela, el secretario Calzada Rovirosa detalló que la tercera acción es la convergencia de esfuerzos de pequeños y grandes productores para hacer de la agricultura una efectiva opción de crecimiento económico y de desarrollo social, con énfasis en el desarrollo de nuevas tecnologías y su vinculación en el sector primario.

    Indicó que la definición de criterios de integralidad en la formulación de las políticas y acciones es fundamental para hacer de la agricultura un sector estratégico del crecimiento de los países, con lo que se logrará la superación de la pobreza en el campo, que es donde se concentra las dos terceras partes de la población en situación de pobreza extrema.  

    Anotó que es imprescindible definir el papel de la agricultura en la actualidad y el Encuentro de Ministros de Agricultura de las Américas 2015 y la XVIII Reunión Ordinaria de la JIA representan una oportunidad para construir una agenda de cooperación, con prioridades compartidas y enfocadas a una mayor productividad en el sector para la región.

    El lema del encuentro: “Cultivar mejor, producir más, alimentar a todos”, mencionó,  resume de manera clara el propósito y los fines a alcanzar en materia de agricultura en el continente americano y responder a la justa demanda social de más alimentos para todos con sustentabilidad.

    El conjunto de países de este continente, dijo, enfrentamos el reto de producir alimentos sanos e inocuos para una población creciente y con preferencias cada vez más diversificadas; la elevación de la productividad en el sector agropecuario es una primera línea de acción que se requiere emprender. 

    El director del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (lICA), Víctor Villalobos Arámbula, comentó que la opción es fomentar la agricultura de precisión y sustentable, que garantice la producción de granos, fibras y bioenergía, con el uso adecuado de los recursos naturales.

    Apuntó que en un trabajo conjunto entre la SAGARPA y el Instituto –enfocado a direccionar acciones para la productividad, competitividad y sustentabilidad, de manera incluyente— destaca fortalecer la capacidad rectora del Estado en materia agropecuaria, desarrollar un proceso de gestión educativa moderna en el ámbito agrícola e impulsar inversiones en la infraestructura, investigación y en una cultura de innovación.

    También, consolidar el liderazgo de la región en materia de comercio internacional de productos agroalimentarios, fortalecer programas y acciones para organizar e insertar a los pequeños productores en las cadenas de valor y ampliar la cooperación internacional para el desarrollo de la agricultura productiva, sustentable e incluyente.    

    Exponen iniciativas para la sustentabilidad en los procesos de producción

    La viceministra de Agricultura, Agroalimentación y Silvicultura de Francia, Catherine Geslain-Laneelle, expuso el proyecto de “4 x 1000”, iniciativa para la sustentabilidad y cuidado del medio ambiente en los procesos de producción agropecuarios, mediante el uso de materia orgánica en suelos y mejores prácticas agrícolas para la captura de carbono.

    Este programa, que será presentado en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 21), en noviembre de este año, en París, convoca a la cooperación internacional para establecer acciones para la mitigación y adaptación a los efectos del cambio climático en la actividad agropecuaria.

    Señaló que la agricultura más que un problema es una solución en la producción de alimentos de manera sustentable, con el aprovechamiento de la ciencia y la innovación tecnológica para incrementar la producción de alimentos y garantizar la seguridad alimentaria en el mundo.

    Por su parte, la ministra de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento de Brasil, Kátia Abreu, habló sobre la importancia de integrar un grupo de trabajo regional para evaluar riesgos fito y zoosanitarios, a fin de incrementar el comercio seguro de productos agroalimentarios.

    Explicó que en su país tiene en marcha el Programa ABC, de agricultura con bajo nivel de carbono y la reducción de gases de efecto invernadero,  así como un sistema de trazabilidad de ganado bovino, lo cual aumenta las oportunidades de crecimiento en la producción interna y el desarrollo de nuevos mercados internacionales.