NUM. 404 / México, D.F

  • Se trata de modelos que serán consensuados con los productores, entre los que se encuentran los de la CONMECOOP, la CONACOOP y acuacultores de camarón de granja, destacó. 

  • La CONAPESCA adelantó que está en proceso de consolidar el Fondo Mexicano para el Desarrollo Pesquero y Acuícola, PROMAR. 

  • En diálogo abierto y participativo, los dirigentes de los pescadores y acuacultores, procedentes de todos los estados del país, presentaron propuestas que fueron atendidas en forma directa por el comisionado Mario Aguilar Sánchez.

    Instancias del Gobierno Federal y la Banca de Desarrollo estudian la aplicación de innovadores esquemas de apoyo directo al sector productivo pesquero y acuícola del país, informó la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA). 

    La dependencia abundó que estos modelos permitirán resolver los problemas de financiamiento sectorial, por lo que se ya se integran propuestas de la Banca que serán consensuados con los productores del sector, como la Confederación Mexicana de Cooperativas Pesqueras y Acuícolas (CONMECOOP), la Confederación Nacional de Cooperativas Pesqueras (CONACOOP) y acuacultores de camarón de granja.

    En reunión de trabajo con los presidentes de la CONMECOOP, Jesús Camacho Osuna, y de la CONACOOP, Armando Castro Real, y directivos de instancias federales y estatales vinculadas con el sector y de los sistema producto, se abordaron temas como el relativo a apoyo financiero.

    En diálogo abierto y participativo, los dirigentes de los pescadores y acuacultores, procedentes de todo el país, presentaron propuestas que fueron atendidas en forma directa por el titular de la CONAPESCA, Mario Aguilar Sánchez, y sus directivos. 

    En materia de financiamiento, el director general de Organización y Fomento, Jorge Luis Reyes Moreno, expuso los avances en la interlocución institucional con la banca. 

    Apuntó que es política de la presente administración federal crear las condiciones adecuadas de orden, legalidad y seguridad sectorial para atraer inversiones en las actividades pesqueras y acuícolas. 

    Por ello, dijo, temas como el financiamiento son una prioridad de la CONAPESCA para fortalecer la producción y desarrollo sustentable de la pesca y la acuacultura mexicana. 

    Manifestó que de manera permanente se crean las condiciones para consolidar los esquemas de factoraje, pignoración, reportes y arrendamiento financiero. 

    De ahí se deriva que la alta especialización de la actividad productiva del sector tiene que ser manejada por una institución como CONAPESCA y los mismos productores, agregó. 

    Aseguró que cada vez hay mayor conciencia de que se necesitan innovadores esquemas con la Banca de Desarrollo.

    “De hecho ya están las propuestas; se han echado a andar muchas y están en proceso de maduración y alineación”, añadió Reyes Moreno en el Consejo Nacional de Acuacultura y Pesca. 

    En materia de acuacultura, el coordinador general de Operación y Estrategia Institucional, Alfredo Aranda, indicó que, con la activa participación de los Comités y los camaronicultores de granja, para este año FIRA ya tiene un paquete de apoyos de financiamiento a los productores que quieran cambiar a sistemas superintensivos en camarón, que es una alternativa para el control de la enfermedad. 

    “Incluimos también a la especie tilapia, por lo que son dos paquetes los que está proponiendo FIRA en sus reuniones con bancos para definir cómo empiezan a tener financiamiento”, indicó. 

    Al respecto, Jorge Luis Reyes Moreno informó que la CONAPESCA está en proceso de consolidar el fondo mexicano para el desarrollo pesquero y acuícola, PROMAR. 

    Como parte del encuentro se señaló que la propuesta de esquemas para resolver los problemas de financiamiento sectorial incluye acciones para complementar con financiamiento los recursos de los programas de la CONAPESCA y gobiernos de los estados.

    Además, gestiones de apoyos federales para conformar o fortalecer fondos de seguro y reaseguro; apoyar el equipamiento y electrificación de granjas acuícolas, la modernización de la infraestructura de cultivo de camarón, la compra o renta de infraestructura acuícola ociosa y diseñar un esquema de apoyo a la maricultura, entre otras.