B100 / México, D.F.
  • ​La acuacultura representa un papel importante por la producción de alimentos, adicional a la pesca en aguas marinas nacionales: director general del INAPESCA.
  •  Inician los Encuentros Regionales para el Intercambio de Innovaciones y Tecnologías Aplicadas en el Sector Pesquero y Acuícola 2015. 
 
Con el objetivo de expandir los conocimientos y hacer del sector pesquero y acuícola una actividad más productiva y sustentable, el Instituto Nacional de Pesca (INAPESCA) realiza los Encuentros Regionales para el Intercambio de Innovaciones y Tecnologías Aplicadas en el Sector Pesquero y Acuícola 2015.
 
El director general del INAPESCA, Pablo Arenas Fuentes, subrayó que la pesca y la acuacultura son actividades primordiales que impulsa la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) debido a su contribución a la producción de alimentos, combate a la pobreza, rescate de especies endémicas y protección del medio ambiente.
 
Afirmó que, en el caso de la acuacultura, este sector produce biomasa en aguas interiores, que se adiciona a la pesca tradicional, a fin de solventar la demanda en el mercado nacional y generar fuentes de empleo.
 
Arenas Fuentes indicó que este tipo de eventos propicia el intercambio de opiniones e información científica, además permite la vinculación entre investigadores y productores, quienes aprovechan los proyectos científicos aplicables en sus sistemas de producción.
 
Resaltó que el desarrollo tecnológico aplicable a la pesca propicia la práctica responsable de esta actividad y hace más eficientes los procesos de captura en las diversas pesquerías a nivel nacional.
 
La pesca, abundó, es una actividad de gran importancia que se constituye en fuente de ingresos para comunidades que habitan en las zonas costeras del país.
Otro activo muy importante, dijo, es la capacidad que tiene la institución de transmitir información científica y técnica de valor, como un recurso para el desarrollo de México.
 
Por su parte, el delegado de SAGARPA en Puebla, Alberto Jiménez Merino, coincidió en que la pesca y la acuacultura juegan un papel importante en Puebla, ya que representan producción de alimentos de alto valor nutritivo.
 
Señaló que en la entidad se desarrollan proyectos de acuacultura familiar en pequeñas unidades con la asistencia técnica de expertos en esta materia; en 2014, añadió, se destinaron en la entidad más de tres millones de pesos.
 
Precisó que las autoridades estatales han emprendido un plan de rescate de especies acuícolas en la cuenca del Balsas, entre las que se encuentran el bagre, ajolote y acamaya, para lo cual se han establecido vedas y se promueve un manejo responsable en la captura de estos organismos en ríos y cuerpos de agua locales.
 
Cabe señalar que en los Encuentros Regionales participan la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA), el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA), la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero, Fundaciones Produce, instituciones de educación superior y centros de investigación.
 
En las siguientes semanas se llevarán encuentros regionales en Mérida, Yucatán, y Mazatlán, Sinaloa, con el objetivo de promover mayor productividad para alcanzar el máximo potencial de estos sectores generadores de alimentos.
 
En este primer encuentro se realizaron los paneles sobre “Investigación aplicada y Transferencia Tecnológica”, “Importancia de la sanidad e inocuidad” y “El extensionismo como herramienta para la transferencia tecnológica”, aplicables en el sector pesquero y acuícola.