Num 472/ México, D.F. 

La reforma energética presentada por el Presidente Enrique Peña Nieto además de promover el desarrollo de la industria petrolera nacional, contribuirá a producir fertilizantes a bajos precios, incrementar la producción de alimentos y mejorar el nivel de vida e ingresos de los productores, afirmó el secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, Enrique Martínez y Martínez.



Estamos totalmente convencidos de que la reforma energética le traerá beneficios al país para volver a crecer, afirmó el titular de la SAGARPA en entrevista concedida al término de la conmemoración del Día del Médico Veterinario Zootecnista.


Subrayó que la aplicación de esta reforma impactará de manera importante en el sector agroalimentario mexicano, toda vez que, dijo, sólo podemos tener un campo competitivo si somos autosuficientes en producción de fertilizantes.


El fertilizante comercial que actualmente adquieren los productores mexicanos proviene del mercado extranjero y a precios elevados; sin embargo, en el país se puede producir y vender a un costo competitivo, refirió.


Enrique Martínez y Martínez ejemplificó que cada uno de los tres millones de toneladas de fertilizantes que anualmente se importan registra un sobreprecio promedio de 85 dólares, sólo en transporte (incluye movilización transcontinental y en el interior de la República), lo cual impacta directamente en la economía del sistema productivo.


Adicionalmente, de las 22 millones de hectáreas susceptibles de sembrar, solamente seis millones de ellas tienen una aceptable atención de fertilizantes, por lo que resulta fundamental su disposición suficiente y a buen precio, indicó.


Con el fin de contrarrestar esta situación, destacó que ya están los proyectos para reanudar la operación de las antiguas plantas de fertilizantes y contar con nueva infraestructura en el corazón agrícola de México, lo que le permitirá al país un campo más productivo, incluyente y competitivo.


De manera paralela, el secretario Martínez y Martínez sostuvo que se proyecta trabajar con los excedentes de la producción de caña de azúcar para generar biocombustibles limpios que le ayuden a Petróleos Mexicanos (Pemex).


“Hay muchas cosas que podemos trabajar con Pemex, y estamos en eso, viendo la gran posibilidad que tenemos de que Petróleos Mexicanos, ya en una situación fortalecida en su economía, pueda contribuir cada vez más con el campo mexicano”, destacó.