B0249/México, D.F.
  • ​Se pretende también generar fuentes de empleo en beneficio de comunidades pesqueras de la entidad.
  • Los primeros estudios se llevan a cabo en tres zonas productoras del municipio de Lázaro Cárdenas.
  • Con la participación de la Federación de Cooperativas de Caleta de Campos, se ubicarán las zonas de colecta de semilla y lugares propicios para realizar prácticas de engorda.
La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), a través del Instituto Nacional de Pesca (INAPESCA), realiza estudios de transferencia de tecnología para la colecta y engorda de bivalvos  (como ostiones  y ostras) en regiones productoras de Michoacán, lo que impulsará la producción y permitirá generar fuentes de empleo en beneficio de comunidades pesqueras de la entidad.

En la primera etapa de este proyecto, investigadores del Centro Regional de Investigación Pesquera del INAPESCA en Pátzcuaro -previamente capacitados por especialistas de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC)-  realizarán evaluaciones ostrícolas para verificar la ubicación geográfica, abundancia de organismos y la existencia de especies con potencial de cultivo, en la franja costera de esta entidad.

Con la participación de la Federación de Cooperativas de Caleta de Campos (situada a 67 km de Lázaro Cárdenas), se ubicarán las zonas de colecta de semilla y lugares propicios para realizar prácticas de engorda.

En lo referente a la captación de semilla se probarán dos tipos de colectores, los cuales se instalarán en tres zonas distintas: en las localidades de Caleta de Campos, El Bejuco y Las Peñas, pertenecientes al municipio de Lázaro Cárdenas, donde existen antecedentes de bancos naturales de ostras.

De acuerdo con la experiencia de los especialistas del CRIP Pátzcuaro, los colectores artificiales han demostrado que ofrecen mayor superficie de sustrato para el asentamiento de estos organismos, además se constituyen en un medio de protección de las larvas de moluscos bivalvos, por lo que son propicios para un mayor reclutamiento en dichas  zonas.

Mediante estudios biológico–pesqueros, los investigadores determinarán la temporada de desove, a través de muestreos de larvas, para establecer la fecha de instalación de los colectores. Asimismo, se verificará el período de reclutamiento, la distribución espacial y batimétrica de la semilla.

Adicionalmente, se analizará el efecto de los tipos de colectores en la fijación de los organismos.

Con la transferencia de tecnología y engorda desarrollada por la UABC y aplicada por el INAPESCA, el sector pesquero se verá beneficiado al tener la posibilidad de diversificar sus actividades.

Además, mediante la maricultura asegurará la producción de especies de alto valor comercial como el ostión y ostras generadoras de nácar, lo que constituye una opción para la producción de medias perlas o unidades completas.