NUM. 248 / México, D.F.

  • La variedad VC-152 representa una alternativa para elevar la producción de grano en las áreas de buen temporal o en aquellas ubicadas en zonas de riego, ya que en condiciones de irrigación se han obtenido hasta 6.5 toneladas por hectárea. 

  • Esta nueva variedad de grano blanco permite obtener hasta cuatro toneladas por hectárea bajo condiciones de temporal.  

  • Posee excelente calidad para elaborar tortillas, con rendimientos de 1.53 kilogramos, y de 1.89 kilogramos de masa de harina.  

El Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) generó la variedad de maíz VC-152 para pequeños y medianos productores de los Valles Centrales de Oaxaca, la cual tiene buenos rendimientos tanto en riego como en temporal. 

La variedad VC-152 representa una alternativa para elevar la producción de grano tanto en las áreas de buen temporal como en aquellas ubicadas en zonas de riego, donde se han obtenido hasta 6.5 toneladas por hectárea.

Esta nueva variedad de grano blanco permite obtener hasta cuatro toneladas por hectárea bajo condiciones de temporal y posee excelente calidad para elaborar tortillas, con rendimientos de 1.53 kilogramos, y de 1.89 kilogramos de masa de harina. 

El investigador del INIFAP -organismo de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA)-, Flavio Aragón Cuevas, y el ex investigador del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMyT), Suketoshi Taba, son quienes la generaron, en un trabajo conjunto  entre especialistas y agricultores. 

La variedad VC-152 se adapta a los climas cálidos y semicálidos, ubicados a una altitud de entre mil 400 y mil 800 metros sobre el nivel del mar, posee una mejor respuesta en suelos profundos y de tipo arcilloso, así como en áreas con posibilidades de riego.  

Datos del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) indican que la principal región productora de maíz en el estado de Oaxaca son los Valles Centrales, con una superficie sembrada de 178 mil hectáreas y una producción estimada de 128 mil. 

Cabe señalar que para la producción de semilla certificada por parte de organizaciones de productores, microempresas, despachos o municipios se deben realizar los trámites correspondientes ante el INIFAP para la adquisición del insumo y recibir la capacitación necesaria en el manejo adecuado de la producción comercial. 

Los trámites para obtener las etiquetas de semilla certificada se realizan ante el Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas (SNICS), quien da seguimiento al proceso de producción antes de su venta a los agricultores. 

Los productores organizados y demás interesados en la producción certificada de la variedad VC-152, tienen que acudir a las instalaciones del INIFAP en Santo Domingo Barrio Bajo, Etla, Oaxaca, para realizar un convenio y poder obtener la categoría registrada.