Num 121 / México D.F. 
  • ​El titular de la SAGARPA, Enrique Martínez y Martínez, y el director general del Fideicomiso para la Construcción y Operación de la Central de Abasto de la Ciudad de México (FICEDA), Julio César Serna, firmaron un Convenio de Colaboración, a través del cual se garantizará el abasto y la distribución de productos agropecuarios y pesqueros de calidad a precios justos.
  • Mediante este convenio de colaboración, se consolidará a la Central de Abasto del Distrito Federal como un referente obligado en la fijación de precios a nivel nacional, lo que contribuirá a combatir la especulación en algunos productos del mercado: Miguel Ángel Mancera.

Para garantizar el abasto y la distribución de productos agropecuarios y pesqueros de calidad a precios competitivos, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) y el Gobierno del Distrito Federal firmaron hoy un Convenio de Colaboración; además, a través de este instrumento, analizarán y emprenderán acciones conjuntas sobre temas de coyuntura, comercio y precios que servirán de referencia para todo el país. 

En el acto, que tuvo lugar en la CEDA, el titular de la SAGARPA, Enrique Martínez y Martínez aseguró que este nuevo esquema de cooperación es una iniciativa del Presidente Enrique Peña Nieto para la concurrencia y la suma de esfuerzos en el tema de seguridad alimentaria en el país, así como analizar la problemática en el sector agroalimentario e informar la dimensión de temas de producción y consumo de forma objetiva. 

A través de este acuerdo, la SAGARPA y el Fideicomiso para la Construcción y Operación de la Central de Abasto de la Ciudad de México (CEDA),  supervisarán, evaluarán y analizarán los temas de abasto y comercialización de productos agroalimentarios y, en su actuación, parte importante para informar y direccionar el comportamiento de los precios en su justa dimensión, de acuerdo a la disponibilidad de los productos. 

El objetivo principal es desarrollar diversas acciones para lograr seguridad alimentaria y garantizar mejores precios y alimentos más sanos, así como implementar un sistema integral confiable de precios de productos agropecuarios y pesqueros; y la instalación de una oficina se negocios de SAGARPA en la Central de Abasto del Distrito Federal (CEDA) para tener una mejor articulación en el tema. 

Además, los pecios que se manejen en la Central de Abasto -la más grande del mundo, con 350 hectáreas de extensión- servirán de referencia para los precios de productos del campo y mar en otras centrales de abasto del interior del país. 

Luego de un recorrido por bodegas de la comercialización de la CEDA y constatar que el precio del huevo está entre 24 y 26 pesos el kilogramo, de acuerdo a su tamaño y color, Enrique Martínez y Martínez señaló que un asunto de sanidad presentado en el sector avícola en la zona del Bajío, no se justifica que alguien distorsione o merme con el precio de este producto alimenticio de primera necesidad, por los números mínimos que representa en el impacto a la producción. 

Detalló que en la afectación a las unidades productivas avícolas es mínimo comparada con los inventario de aves a nivel nacional, por lo que con este universo productivo no existe ningún desabasto del producto en el país. 

Afirmó que el tema de sanidad agroalimentaria es una prioridad para el Gobierno de la República, y que los asuntos sobre producción o desabasto deben ser tratados en su justa dimensión. Para ello, subrayó que debe haber información veraz y oportuna para una mayor supervisión de precios y evitar en lo sucesivo la especulación, esto en defensa y beneficio de las familias mexicanas. 

Ni un paso atrás en política social y derecho a la alimentación en el Distrito Federal: Miguel Ángel Mancera 
En su momento, el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera Espinosa, sostuvo que en política social y fundamentalmente en lo que tiene que ver con garantizar a los capitalinos su derecho a la alimentación, su Gobierno "no dará ni un paso atrás". 

Apuntó que a través de este convenio de colaboración, se consolidará a la Central de Abasto del Distrito Federal como un referente obligado en la fijación de precios a nivel nacional, lo que contribuirá a combatir la especulación en algunos productos del mercado. 

 El convenio permitirá también establecer como referente muchas de las políticas de la CEDA en el mercado en el país, siempre en beneficio de los productores y de los consumidores. 

Se trata, señaló el mandatario capitalino, de encontrar en la SAGARPA una alianza estratégica para estar al día de todos y cada uno de los movimientos o problemas que pudieran surgir en los procesos de comercialización.

 "La obligación del Gobierno de la Ciudad de México es otorgar garantía alimentaria. No nos vamos a detener en esta estrategia, el objetivo es que no haya una persona en la ciudad que no pueda tener acceso a la alimentación, seguiremos trabajando para que cada vez la CEDA sea mejor, para que cada vez tenga mejores instrumentos en su desarrollo", dijo.

En ese sentido, añadió que se apuesta a la modernización de este punto de comercio, el más grande en tipo a nivel mundial, a través de la implementación de tecnología de punta y otras adecuaciones que ayudarán a mejorar las prácticas de los productores y el intercambio entre comerciantes y consumidores.

A su vez, el director de la Central de Abasto, Julio César Serna, felicitó la iniciativa de firmar este convenio con el que se fortalecerá el desarrollo económico de toda la capital a partir de la mejora de la CEDA, la detonación de su actividad productiva, la mejora en las prácticas de sus comerciantes y la seguridad alimentaria de los consumidores que, aseguró, siempre encontrarán mejores precios y calidad.

“La alimentación ha sido uno de los temas que se ha mantenido en la agenda pública del país, el Gobierno Federal y el de la Ciudad de México realizan esfuerzos importantes en la materia”, dijo Julio César Serna.

En virtud de ello, la Central de Abasto, afirmó, se constituye como uno de los instrumentos más eficaces con los que cuenta el Gobierno para hacer frente al reto que representa la seguridad alimentaria y el apoyo a la producción agrícola por lo que, aseguró, la CEDA inicia una agenda de transformación para fortalecerse como principal mercado del país a través de la modernización de su infraestructura.