B129 / México, D.F.
  • ​El subsecretario de Alimentación y Competitividad aseveró que la Institución aplica una vigilancia más estricta para evitar la proliferación de productos que no reúnen los requisitos establecidos en el marco regulatorio.
  •  Explicó que se trabaja coordinadamente con el SENASICA para brindar apoyo a los productores en la certificación y otorgamiento de los distintivos oficiales que avalan y garantizan la calidad de los alimentos orgánicos.
 
Ante el potencial que representa el mercado de orgánicos, y con el propósito de ofrecer garantías al productor y certeza al consumidor final, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) aplica una vigilancia más estricta para evitar la proliferación productos que no reúnan los requisitos establecidos en el marco regulatorio vigente, aseguró el subsecretario de Alimentación y Competitividad, Ricardo Aguilar Castillo.
 
En el marco de una reunión con la mesa directiva del Consejo Nacional de Fabricantes de Alimentos Balanceados y de la Nutrición Animal (CONAFAB), encabezada por su presidente, Juan Antonio Pedroza Martínez, el funcionario federal estableció que existe una sinergia entre las instituciones federales y la propia SAGARPA, que contribuye al proceso de ordenamiento y regulación del mercado de los alimentos orgánicos.
 
Al interior de la dependencia, indicó, se trabaja coordinadamente con el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) para brindar apoyo a los productores en la certificación y en el otorgamiento de los distintivos oficiales que avalan la calidad de los alimentos orgánicos.
 
En los últimos 10 años el crecimiento de cultivos orgánicos en nuestro país pasó de 21 mil a 512 mil hectáreas, y de 13 mil productores dedicados, a más de 170 mil productores que existen en la actualidad, detalló.
 
El subsecretario de Alimentación y Competitividad destacó también los trabajos realizados por el titular de la SAGARPA, Enrique Martínez y Martínez, por promover Reglas de Operación acordes a los tiempos que faciliten la inclusión de los productores en los diferentes programas de impulso productivo de la dependencia.
 
Informó a los integrantes de la CONAFAB que el Programa de Productividad y Competitividad Agroalimentaria, dependiente de la Subsecretaría a su cargo, es un importante abanico de oportunidades para que los productores puedan recibir los incentivos necesarios para la producción.
 
Entre los componentes, agregó, se encuentran: Acceso al Financiamiento Productivo y Competitivo, Sistema Nacional de Agroparques, Productividad Agroalimentaria, Certificación para la Productividad Agroalimentaria, Fortalecimiento de la Cadena Productiva, y Desarrollo Productivo del Sur – Sureste.
 
De acuerdo al Componente, los interesados tienen posibilidad de acceder al crédito con una menor aportación de garantía líquida por parte del productor; servicio de garantía sin costo; créditos con mayores aforos (hasta el 90 por ciento del valor del Certificado de Depósito, en el caso de comercialización);  créditos con plazos más largos y más baratos, entre otros.
 
En su oportunidad, el presidente de la CONAFAB manifestó la disposición del organismo por mantener un diálogo más cercano con la SAGARPA, a fin de participar y aportar ideas en la búsqueda de mayores logros en beneficio del sector agroalimentario.