NUM 696/ México, D.F.

Con el objetivo de impulsar huertos urbanos escolares en la ciudad de México y enseñar a los niños cómo producir alimentos, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA)  y la Fundación EDUCA México firmaron un convenio de colaboración que pone en marcha el programa “De la semilla al plato”.


A través de este acuerdo, los estudiantes del nivel básico aprenderán sobre la siembra, cultivo y consumo de frutas, verduras, hortalizas y hierbas de olor producidos en huertos ubicados en los  centros escolares de la Fundación, en diferentes demarcaciones del Distrito Federal.


El convenio busca también desarrollar las capacidades agrícolas de la población urbana o semiurbana y mejorar los hábitos de alimentación de la población infantil.


Adicionalmente, se busca  disminuir los costos del servicio de alimentación en las escuelas beneficiadas y generar espacios de integración y convivencia entre la comunidad.


El delegado de la SAGARPA en el Distrito Federal, Carlos Arroyo Santisteban, señaló que a través de este convenio se logrará la concientizar a los alumnos sobre la importancia que tiene la agricultura y la producción de alimentos en nuestro país.


Reconoció el esfuerzo  de la Fundación por generar sinergias y trabajar coordinadamente en la búsqueda de la formación de un clúster alimentario en los centros escolares, que va desde la producción primaria hasta la transformación del producto y su salida al mercado.


En su participación, la directora general de Fundación EDUCA México, Cristina Gil, expresó que la implementación de los huertos responde a los retos actuales de alimentación y a la necesidad de consumir productos nutritivos.


Subrayó que esta actividad  busca brindar alternativas para promover el consumo de frutas y verduras frescas, así como involucrar a los niños en el proceso de producción.


La Directora de Salud y Desarrollo Internado de la  Fundación Dr. José María Álvarez, María Emilia Velasco Sodi, dijo que se trata de un proyecto que “engancha” a los niños en edad escolar, ya que les permite encontrarse con la naturaleza y dimensionar los elementos que proveen de alimentos a los seres humanos.


Resaltó que el proyecto tiene las características necesarias para ser apoyado no sólo por instituciones públicas sino también por organismo privados, ya que abarca la parte académica, ecológica y de relaciones humanas.


En tanto, la productora Higinia Guzmán enfatizó el beneficio comunitario que se logra con el establecimiento de huertos urbanos.


“Nos motivamos y un grupo de mujeres de la tercera edad decidimos empezar con el huerto urbano, ya vamos para casi dos años y es un gusto trabajar la tierra, sentirla y ver el fruto de nuestras actividades”, externó.


En la ciudad de México la SAGARPA impulsa la creación de huertos familiares como respuesta al crecimiento de la mancha urbana y el desplazamiento de las zonas de cultivo, así como el potencial que existe con un mercado amplio para comercializar los productos.