• ​​Con base en un decreto publicado hoy por la Secretaría de Economía,  se establece que con el fin de fomentar la producción nacional, resulta conveniente modificar los aranceles a la importación, entre otros productos, del maíz blanco y sorgo; esta medida, que abarca a otros sectores, promueve la productividad de la economía mexicana.

El decreto por el que se modifica la Tarifa de la Ley de los Impuestos Generales de Importación y Exportación publicado hoy en el Diario Oficial de la Federación (DOF) restablece los aranceles  de sorgo, limón y tomate verde a su nivel original, y el de maíz blanco se incrementa a 20 por ciento lo que propiciará condiciones adecuadas para  las cosechas de los productores nacionales.


De acuerdo con los considerandos, a fin de contar con una política comercial orientada a promover la productividad de nuestra economía, incrementar la disponibilidad y el acceso a alimentos, así como fomentar la producción nacional, resulta conveniente modificar los aranceles, entre otros productos, del maíz blanco y sorgo con países con los que México no tiene tratados comerciales.


En el caso del sorgo, el tomate de la variedad “tomatillo verde”, el limón mexicano y el “sin semilla” o lima persa se restablecen aranceles para quedar en 15 por ciento, 10 por ciento, 20 por ciento y 20 por ciento, respectivamente.


Cabe recordar que mediante decreto similar publicado en el DOF, el 15 de mayo de 2013, se modificaron los aranceles a la importación de limón y tomate verde para hacer frente a precios especulativos que derivaron de las condiciones climáticas y sanitarias adversas que se presentaron. Sin embargo, actualmente el comportamiento de las variables de mercado, como son la oferta y los precios, indican que dichos productos han regresado a su tendencia natural, por lo que es necesario restablecer su arancel.


Por otra parte, el Decreto publicado hoy por la Secretaría de Economía en el DOF crea diversos aranceles cupo de productos básicos, con la finalidad de que el Gobierno Federal cuente con los instrumentos que le permitan  responder oportuna y ágilmente ante una eventual contingencia que ponga en riesgo el abasto.


Para la apertura de los cupos, las secretarías de Economía  y de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) tendrán plena coordinación; sin embargo, dichos cupos sólo estarán disponibles  ante una contingencia.


Con base en las recientes publicaciones de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, cuando se combinan medidas de protección social y de incremento al ingreso disponible de las familias con menores recursos económicos, el efecto en el bienestar social se potencializa si se estimula al desarrollo rural.