B0393/México, D.F.

​En relación con la situación de la Diarrea Epidémica Porcina (DEP) en México, el SENASICA informa:

  • ​El estado actual de la enfermedad no representa un problema de salud animal grave ni afecta el ritmo de producción nacional, la cual ha tenido un crecimiento del 1.6 por ciento.
  • Esta enfermedad presenta una incidencia menor al uno por ciento (0 .00005 por ciento), en relación con el inventario de 16 millones de cabezas de ganado porcino.
  • El SENASICA compartió a la Organización Mundial de Salud Animal (OIE, por sus siglas en francés) un reporte respecto a la situación de la DEP a nivel nacional, y las acciones que se realizan para atenderla.
  • México responde así al llamado de la OIE de recabar información y crear un grupo de trabajo especializado para recoger experiencias y aplicar soluciones, a partir de las acciones que se efectúan en los países que reportaron casos, entre ellos Estados Unidos, Canadá, Japón, Corea y  Alemania. 
  • En el seno de la OIE se acordó que todos los países integrados a este organismo reporten la existencia o no de la DEP en sus unidades de producción.
  • Esto, con el fin de avanzar en los esfuerzos internacionales para hacer frente a esta enfermedad, que afecta únicamente a los lechones y no tiene efectos en la salud humana.
  • En el informe detallado que México expuso ante la OIE, se señala que se han registrado casos en 17 entidades federativas, donde se ha actuado oportunamente para evitar una mayor afectación a la planta productiva.
  • En la investigación epidemiológica, llevada a cabo entre agosto de 2013 y mayo de 2014, fueron analizadas dos mil 309 muestras por prueba RT-PCR en tiempo real en 19 entidades federativas del país.
  • Del total de las muestras sobre casos notificados previamente como sospechosos, únicamente el 30 por ciento resultaron positivas a diarrea epidémica porcina (alrededor de 770 casos frente a un universo total de 16 millones de animales) y el 70 por ciento fueron negativas a la prueba diagnóstica.
  • Los estados en los que se tiene detectada la presencia de esta enfermedad son: Aguascalientes, Baja California, Colima, Distrito Federal, Guanajuato, Guerrero, Jalisco, Estado de México, Michoacán, Morelos, Nuevo León, Puebla, Querétaro, Sinaloa, Sonora, Tlaxcala y Veracruz (así sea sólo un caso el que se detecte, la entidad entra al reporte).
  • Las acciones que ha realizado el SENASICA para atender esta enfermedad son:

  1. ​Extremar la vigilancia epidemiológica en las zonas productoras;
  2. Crear un Grupo Técnico de Sanidad Porcina, en coordinación con organizaciones de porcicultores, para detectar oportunamente brotes y dar seguimiento a las medidas de prevención y control de la DEP;
  3. Distribuir una Guía Rápida para la Vigilancia Epidemiológica de este padecimiento;
  4. Fortalecer el diagnóstico oficial mediante técnicas de biología molecular;
  5. Intensificar la promoción entre los productores para la notificación de casos sospechosos, y
  6. Recomendar a los productores incrementar las medidas de bioseguridad y controles en las granjas porcinas.

  • ​Productores y autoridades realizan labores conjuntas de vigilancia epidemiológica, a fin de detectar de manera temprana brotes y atacar oportunamente esta enfermedad para evitar que pudiera significar un problema para la producción.