NUM.783 / Mérida, Yuc.

  • Por instrucción del titular de la SAGARPA, José Calzada Rovirosa,  se respalda a pequeños y medianos productores para incluir mejores prácticas en la ganadería y se impulsa la investigación para mejorar los procesos productivos, expresó el coordinador general de Ganadería.  

  • Aseguró que se trabaja para procurar el medio ambiente y disminuir la emisión de gases de efecto invernadero, así como utilizar nuevas tecnologías para mejorar los forrajes que consumen los animales. 

Ahora que la ganadería nacional se encuentra en uno de los mejores momentos de su historia, debemos seguir procurando el medio ambiente, disminuir la emisión de gases de efecto invernadero y utilizar nuevas tecnologías para mejorar los forrajes que consumen los animales, afirmó el coordinador general de Ganadería, Francisco Gurría Treviño. 

En el marco de una gira de trabajo por Yucatán para revisar avances en las acciones de reducción de emisión de gases por parte de los rumiantes, que incluyó visitas a ranchos en Tizimín y Sucilá, además de una sesión de trabajo con científicos de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), el funcionario federal resaltó que el cuidado del medio ambiente es fundamental para las actividades productivas. 

Indicó que por instrucción del titular de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), José Calzada Rovirosa,  se respalda a pequeños y medianos productores para incluir mejores prácticas en la ganadería y se impulsa la investigación para mejorar los procesos productivos. 

Subrayó que para avanzar en la investigación y la adopción de estas mediciones de emisión de gases se requiere de más equipo técnico y científico, por lo que se buscará destinar los recursos necesarios para este tipo de investigaciones. 

En la visita al Laboratorio de Cambio Climático y Ganadería de la Facultad de Veterinaria de la UADY, único en su tipo en México, el investigador Juan Ku Vera, explicó que los rumiantes emiten continuamente al ambiente gases de efecto invernadero,  como el metano, los cuales se buscan reducir mediante diversas técnicas. 

Estas emisiones de metano se pueden reducir a través de la manipulación de la fermentación ruminal, con incorporación de taninos condensados y saponinas de árboles y arbustos, así como con nitratos en la ración, agregó. 

El científico señaló que la reducción en la emisión de metano entérico conduce a un incremento en la eficiencia energética de la producción y la disminución en la producción de metano entérico, lo que reditúa en una mejora en la productividad ganadera, y mejor calidad de cárnicos y lácteos, y mayor rentabilidad para los productores. 

El Laboratorio de Cambio Climático y Ganadería de la Facultad de Veterinaria de la UADY cuenta actualmente con dos cámaras de respiración de circuito ABI, dos medidores de flujo de masa y un multiplex analizador de metano. 

Gurría Treviño visitó también un rastro Tipo Inspección Federal (TIF) en dónde se sacrifican hasta 12 mil bovinos mensuales, perteneciente a la empresa Agroyuc, en donde se constató la alta calidad genética y los buenos estándares de sanidad que se manejan en esta parte del estado.