Num.611/México, D.F.
  • La estrecha coordinación entre el Gobierno de la República, la Cámara de Diputados y los organismos financieros, son fundamentales para detonar el desarrollo del sector pecuario en el país: Francisco Gurría Treviño.
  • Las expectativa de los siguientes 10 ó 12 años es de precios justos; además, hay una buena relación de los precios de granos y las oleaginosas para la alimentación de las especies, lo cual agrega rentabilidad a esta actividad
  • Para el 2022, crecerá la demanda de productos cárnicos en 60 millones de toneladas, lo que abre una oportunidad de inversión, en tecnificación, modernización de infraestructura y nuevas tecnologías con el fin de ser más competitivos.

La estrecha coordinación entre el Gobierno de la República, la Cámara de Diputados y los organismos financieros, son fundamentales para detonar el desarrollo del sector pecuario en el país, y prueba de ello es la inversión este año, por primera vez, de 75 millones de pesos para beneficio de porcicultores, aseguró el coordinador general de Ganadería, Francisco Gurría Treviño.


Destacó que la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) destina, en total, 750 millones de pesos en apoyo a los ganaderos para lograr regiones productivas certificadas en materia zoosanitaria, así como a programas de repoblamiento de hatos ganaderos.


Señaló que se deben aprovechar las señales del mercado para reposicionar a la ganadería como una actividad productiva rentable, toda vez que las expectativa de los siguientes 10 ó 12 años es de buenos precios; además, hay una buena relación de los precios de granos y las oleaginosas para la alimentación de las especies, lo cual agrega rentabilidad a esta actividad, indicó.


Explicó que para el 2022 crecerá la demanda de productos cárnicos en 60 millones de toneladas -12 veces lo que produce México-, lo que abre una oportunidad de inversión, en tecnificación, modernización de infraestructura y nuevas tecnologías para ser más competitivos.


Dio a conocer que con el Programa de Repoblamiento Ganadero, que inició el año pasado, actualmente se tienen condiciones de apoyo a los productores como no se tenían hace medio siglo, con 50 por ciento de apoyo federal, 40% de financiamiento y sólo 10% de aportación del productor para adquirir mejores animales.


El año pasado, agregó, este programa acaparó una inversión de 200 millones de peso, cuyo ejercicio de entrega fue oportuno para beneficio de los ganaderos que fueron afectados por los fenómenos climáticos de años atrás, en especial la sequía.


Detalló que en estado de Jalisco, principal productor pecuario del país, se impulsa el programa de apoyo al sector porcino PROPOR, que incentivará a productores del estado con 16 millones de pesos, y se canalizan entre el 15 y el 128 por ciento de los recursos destinados a trabajos de sanidad.


Desde la Cámara de Diputados, dijo, se busca explotar la vocación agropecuaria del estado de Jalisco, además a nivel regional la zona de Bahía de Banderas constituye un enorme mercado de productos de alta calidad, con certificación sanitaria.


Hoy en día en Jalisco existen mejores condiciones de agua, que favorecen poner animales en agostaderos y praderas que se dejaron de utilizar por sequía, remarcó.