NUM. 474 / México, D.F.

  • A través de 33 programas, la dependencia tiene presencia en los mil 012 municipios que integran esta iniciativa puesta en marcha por el Gobierno de la República.   

  • Por sus alcances y características, destacan los esquemas de Agricultura Familiar, Periurbana y de Traspatio, y el Proyecto Estratégico de Seguridad Alimentaria (PESA), así como los programas que opera la Comisión Nacional de Zonas Áridas (CONAZA).  

  • El PESA atiende este año ocho mil 734 localidades rurales consideradas de alta y muy alta marginación, e impulsa 37 mil 067 proyectos productivos y 404 obras de captación y almacenamiento de agua. 

A través de 33 programas y un presupuesto concurrente de alrededor de 25 mil  millones de pesos, la SAGARPA tiene presencia este año en los mil 012 municipios de la totalidad de las entidades federativas que componen la segunda fase de la Cruzada Nacional contra el Hambre (CNCH).

Esto mediante acciones de impulso a la productividad de los pequeños productores, principalmente con esquemas de agricultura y ganadería de traspatio, lo cual les permite incrementar su producción agropecuaria y generar un mercado local que les garantice el acceso a alimentos de calidad.

Además, con programas de seguro agropecuario se otorgan coberturas básicas ante fenómenos naturales, con el fin de evitar que su actividad se vea interrumpida de manera permanente a consecuencia de catástrofes en el sector.

Para atender la Cruzada Nacional contra el Hambre, la SAGARPA cuenta con seis líneas de acción estratégicas: 1) Subsidio a proyectos productivos, fortalecimiento, seguimiento y/o acompañamiento; 2) Atención a Desastres Naturales en el Sector Agropecuario y Pesquero; 3) Dotación de infraestructura para el fortalecimiento de proyectos productivos; 4) Capacitación para la producción; 5) Fortalecimiento a la agricultura de autoconsumo mediante huertos familiares, e 6) Incentivos para el mejoramiento de la productividad agrícola.

La dependencia cuenta con un papel activo en las acciones de esta iniciativa mediante programas como PROAGRO Productivo, Producción Intensivas y Cubiertas Agrícolas (PROCURA), Tecnificación de Riego, Reconversión y Productividad, Bioenergía y Sustentabilidad, Incentivos para Productores de Maíz y Frijol, Manejo de Posproducción Pecuaria, Impulso a la Capacitación Pesquera y Acuícola, y Desarrollo Productivo del Sur Sureste, entre otros.

Por sus alcances y características, destacan también los esquemas de Agricultura Familiar Periurbana y de Traspatio, Atención a Desastres Naturales en el Sector Agropecuario y Pesquero, y el Proyecto Estratégico de Seguridad Alimentaria (PESA).

Alinean Proyecto Estratégico de Seguridad Alimentaria a la Cruzada Nacional contra el Hambre

Como parte fundamental de las acciones que impulsa la SAGARPA en el marco de la Cruzada Nacional contra el Hambre, el Proyecto Estratégico de Seguridad Alimentaria (PESA) se alineó a los objetivos de esta iniciativa, con lo que se busca fortalecer el desarrollo de las comunidades con altos niveles de marginación.

El PESA atiende este año ocho mil 734 localidades rurales consideradas de alta y muy alta marginación, la mayoría de las cuales se ubican en municipios dentro del área de influencia de esta estrategia interinstitucional.

Este programa impulsa 37 mil 067 proyectos productivos y 404 obras, en conjunto con el Componente de Conservación y Uso Sustentable de Suelo y Agua (COUSSA), a fin de que las comunidades cuenten con los insumos que requieren para satisfacer sus necesidades.

En 2015, el PESA cuenta con un presupuesto general de tres mil 017 millones de pesos distribuidos en 24 estados: Campeche, Colima, Chiapas, Chihuahua, Durango, Estado de México, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz, Yucatán y Zacatecas.

Entre las acciones que se realizan en el PESA destaca el desarrollo de capacidades de la población atendida, a efecto de asegurar la producción de alimentos para autoconsumo y venta, y la inversión en infraestructura y equipamiento para llevar a cabo proyectos productivos de desarrollo para las comunidades.

Otro componente con el que la SAGARPA brinda atención a la población en el marco de la Cruzada Nacional contra el Hambre es el de Agricultura Familiar, Periurbana y de Traspatio.

Actualmente, opera en 57 municipios  de 20 entidades del país, con paquetes de huertos y granjas familiares; infraestructura, equipamiento, animales menores y materiales para huertos comunitarios, así como acompañamiento técnico y paquetes tecnológicos con un enfoque agroecológico.

Este programa hace énfasis en mujeres y personas de la tercera edad en condiciones de pobreza alimentaria, a fin de facilitarles un mecanismo de subsistencia.

Cabe señalar que en 2014, a través de los programas que opera la Comisión Nación de la Zonas Áridas (CONAZA) se beneficiaron a 18 mil 595 habitantes de 257 municipios ubicados dentro de la Cruzada Nacional contra el Hambre.

Con el Programa de Desarrollo de las Zonas Áridas (PRODEZA) se atendió a siete mil 399 personas en 67 municipios,  con una inversión de 294.5 millones de pesos, y mediante el Componente de Conservación y Uso Sustentable del Suelo y Agua (COUSSA) –independiente de lo reportado por el PESA-, se contribuyó a mejorar la calidad de vida de 11 mil 191 habitantes.

Esto incluyó obras de captación y almacenamiento de agua, así como acciones complementarias, como líneas de conducción, tanques de almacenamiento, bebederos pecuarios y presas filtrantes, entre otras.