NUM. 765 / MÉXICO D.F. 

El secretario Enrique Martínez y Martínez dio a conocer la canalización de incentivos a favor de más de 180 mil productores de caña de azúcar de 15 estados del país.

 
• Esta es una respuesta del Presidente Enrique Peña Nieto ante las condiciones difíciles en un sector emblemático para el campo mexicano, generador de ingresos por 25 mil millones de pesos y más de 450 mil empleos directos en sus 52 ingenios azucareros, expresó.
 
• Para el ciclo 2013-2014 se prevé una producción de 6.02 millones de toneladas de azúcar (54 millones de toneladas de caña), un millón menos que la zafra anterior, para un consumo en el mercado interno de 4.2 millones de toneladas de azúcar.
 
• La industria azucarera es una de las más rentables en lo económico y social a nivel nacional, por lo que esta respuesta del Gobierno de la República es una muestra de que se está haciendo equipo por el sector y por México: CNC.
 
Como respuesta a los efectos de los fenómenos climáticos, atención fitosanitaria y bajos precios internacionales en el mercado de la azúcar, el Gobierno de la República, a través de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), anunció la canalización de mil 300 millones de pesos para la aplicación de paquetes tecnológicos a favor de más de 180 mil productores de caña de azúcar de 15 estados del país.

 
Los paquetes tecnológicos se aplicarán en la compra de fertilizantes, biofertilizantes, herbicidas e insumos agrícolas, así como acciones para el control de plagas, mejoramiento de material vegetativo y optimizar procesos en el ordenamiento de la cadena productiva de la agroindustria nacional, a efecto de transitar a la producción de biocombustibles con base en caña de azúcar.

 
Ante productores, agroindustriales, líderes del sector cañero nacional y legisladores, el secretario Enrique Martínez y Martínez afirmó que esta es una respuesta del Presidente Enrique Peña Nieto ante las condiciones difíciles en un sector emblemático para el campo mexicano, generador de ingresos por 25 mil millones de pesos y más de 450 mil empleos directos en sus 52 ingenios azucareros.

 
Señaló que para el ciclo 2013-2014 se prevé una producción de 6.02 millones de toneladas de azúcar (54 millones de toneladas de caña), un millón menos que la zafra anterior, para un consumo en el mercado interno de 4.2 millones de toneladas de azúcar, con lo cual se evaluarán opciones viables para su colocación en el mercado internacional y en la producción de etanol.

 
Informó que en un trabajo interinstitucional, las secretarías de Energía, Economía y Agricultura acordaron con Petróleos Mexicanos (PEMEX) la compra, en una primera etapa, de 190 millones de litros de etanol, con base en caña de azúcar, a fin de que se les aplique a las gasolinas, en lugar del MTB, lo que beneficia también al medio ambiente.    

 
Aseguró que entre los cambios estructurales en el sector agroalimentario, se analizan otros usos alternos a los excedentes de producción de caña de azúcar, como biocombustibles, biofertilizantes y bioenergías alternativas; se trata de  opciones para bajar la presión del precio en los mercados, en beneficio de los productores, en especial los del sector social.   

 
Sostuvo que el Gobierno de la República está a favor de las causas justas de los productores cañeros, por lo que de manera conjunta buscarán la solución al litigio de demanda de la industria azucarera de Estados Unidos por supuesto dumping y apoyos en subsidios.

 
De no llegar a un acuerdo de reciprocidad, con base en los lineamientos del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN), se recurrirá a otras instancias internacionales para solucionar esta controversia, acotó.  

 
No obstante, indicó, hay una comunicación directa con las autoridades del sector en Estados Unidos, y se está en los tiempos legales de la resolución para encontrar acuerdos, en beneficio de productores y consumidores de ambos países.

 
Exhortó a todos, productores, dirigentes e industriales, a coordinar trabajos para ser más productivos y competitivos, a fin de estar en condiciones de abrir en un futuro próximo nichos de mercado en países asiáticos; es el caso de la nueva etapa de relaciones comerciales entre México y China para la entrada de productos agropecuarios a esa nación. 

 
El dirigente nacional de la Confederación Nacional Campesina (CNC), Manuel Cota Jiménez, expresó que la industria azucarera es una de las más rentables en lo económico y social a nivel nacional, por lo que esta respuesta del Gobierno de la República es una muestra de que se está haciendo equipo por el sector y por México.

 
La caída del precio en los mercados (37 por ciento, aproximadamente), sumado a los retos de fenómenos climáticos, plagas y la restricción a la exportación de azúcar a Estados Unidos, son temas que se trabajan integralmente con las dependencias del Gobierno Federal, toda vez que el sector azucarero tiene una importante connotación social.

 
Por su parte, el presidente de la Unión Nacional de Productores de Caña de Azúcar de la CNC, Daniel Pérez Valdés, reconoció las acciones del Gobierno de la República a favor de este sector que registra una media de exportación del 30 por ciento de la producción total por ciclo.

 
El presidente de la Unión Nacional de Cañeros CNPR, Carlos Blackaller Ayala, destacó que la industria cañera nacional contribuye con el cuatro por ciento del Producto Interno Bruto del sector primario del país, es el sexto productor de azúcar y, en los últimos ciclos, el cuarto exportador del edulcorante.

 
Ambos dirigentes coincidieron en la importancia que representa esta canalización de incentivos, que inciden en la producción de 68 y 70 toneladas de caña por hectárea y ocho toneladas de azúcar, con zonas donde se generan 90 toneladas de caña y 10 de azúcar.

 
En el evento participaron también los presidentes de la Confederación Nacional de Propietarios Rurales (CNPR), María Esther Terán Vázquez, de la Comisión Especial de Análisis de la Agroindustria Azucarera de la Cámara de Diputados, Tomás López Valdés, y de la Comisión de Desarrollo Rural, Víctor Manuel Serralde Martínez, y los diputados José Rubén Escajeda Jiménez y Yazmín de los Ángeles Copete.

 

Los delegados de productores cañeros de Veracruz, Jalisco, San Luis Potosí, Oaxaca, Tamaulipas, Chiapas, Nayarit, Puebla, Morelos, Quintana Roo, Tabasco, Sinaloa, Michoacán, Colima y Campeche, así como el secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Industria Azucarera, Adrián Sánchez Vargas.

 

Además, el subsecretario de Agricultura de la SAGARPA, Jesús Aguilar Padilla; la abogada general, Mireille Roccatti Velázquez; el oficial mayor, Marcos Bucio Mújica; el director general del Fideicomiso Fondo de Empresas Expropiadas del Sector Azucarero (FEESA), Carlos Rello Lara, y los coordinadores generales de Delegaciones, Victor Hugo Celaya Celaya, y de Enlace Sectorial, Héctor René García Quiñones.