NUM. 049 / México, D.F.

  • Este año se prevé incrementar la producción de arroz en 20 mil 500 toneladas, esto es un 11.7 por ciento más, al pasar de las 175 mil toneladas a 195 mil 500, con la meta de alcanzar en 2018 las 360 mil toneladas de este grano básico para el país. 

  • El titular de la SAGARPA, Enrique Martínez y Martínez, entregó las semillas de dos variedades de arroz de grano largo, con mayor calidad y resistencia, que serán importantes herramientas para cumplir con el compromiso de duplicar la producción de arroz en los próximos cuatro años. 

  • Además, se potencializará la zona sur del país, con producción a gran escala y rendimientos de entre ocho y 10 toneladas por hectárea; la operación de un sistema de producción agrícola de alta productividad, y la adquisición de equipos agrícolas especializados. 

  • Los representantes de la cadena productiva del arroz externaron su reconocimiento a las autoridades mexicanas por las acciones realizadas para detonar la productividad y reactivar el mercado interno. 

De acuerdo con los compromisos establecidos entre productores e industriales de arroz y las autoridades gubernamentales, este año se prevé incrementar la producción de arroz en 20 mil 500 toneladas, esto es un 11.7 por ciento más, al pasar de las 175 mil toneladas a 195 mil 500, con la meta de alcanzar en 2018 las 360 mil toneladas de este grano básico para el país.

El Gobierno de la República, a través de las secretarías de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) y de Economía (SE), diseñó programas, componentes, incentivos y esquemas de financiamiento adecuados para impulsar la productividad, así como la restitución de aranceles en la importación de arroz para fortalecer su competitividad (10 de diciembre de 2014). 

Lo anterior se informó en el marco de la celebración del “Día Nacional del Arroz”, encabezada por el titular de la SAGARPA, Enrique Martínez y Martínez, quien entregó las semillas de dos variedades de arroz de grano largo, con mayor calidad y resistencia, que serán importantes herramientas para cumplir con el compromiso de duplicar la producción de arroz en los próximos cuatro años.

Las dos variedades de grano largo, recién liberadas por el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) –órgano desconcentrado de la SAGARPA-, prevén rendimientos de 10 toneladas por hectárea en campo y en industria de cuando menos 55 por ciento de enteros.

En el evento, efectuado en la explanada de la dependencia, el subsecretario de Agricultura de la SAGARPA, Jesús Aguilar Padilla, precisó que el arancel acordado para la importación de arroz con países terceros es de hasta 20 por ciento, lo cual estimula la producción en los estados de Nayarit, Colima, Michoacán, Veracruz, Morelos y Jalisco. 

Dicho mecanismo, aseguró, permitirá una reducción gradual de las importaciones de arroz, considerado un insumo relevante en la canasta básica, con el cuarto lugar después del maíz, trigo y frijol.

Afirmó que en estos planes y retos, cuentan permanentemente con el apoyo y los incentivos de los componentes de la SAGARPA, además de la adopción de nuevas tecnologías, evaluación de materiales vegetativos, capacitación y asistencia técnica.   

Destacó que en el país se consumen alrededor de 1.3 millones de toneladas de arroz Palay al año, de ahí su importancia en la dieta de los mexicanos.

A su vez, el subsecretario de Industria y Comercio de la SE, Rogelio Garza Garza, destacó el trabajo interinstitucional y de la cadena productiva del arroz, con lo cual se lograron importantes avances a favor de los productores y consumidores nacionales.  

Los presidentes del Comité Nacional Sistema Producto Arroz, Luis Bueno Torio; del Consejo Mexicano del Arroz, Pedro Schettino Bello, y del Consejo Nacional de Productores de Arroz de México, Pedro Alejandro Díaz Hartz, externaron su reconocimiento a las autoridades mexicanas por las acciones realizadas para detonar la productividad y reactivar el mercado interno.

Coincidieron en que para lograr las metas establecidas se potencializará la zona sur del país, con producción a gran escala y rendimientos de entre ocho y 10 toneladas por hectárea; la operación de un sistema de producción agrícola de alta productividad para obtener una reducción de costos del 20 por ciento; la adquisición de equipos agrícolas especializados, y la operación de Agricultura por Contrato con compensación de bases.

Así como, la construcción de canales principales y secundarios para riego y drenaje en Campeche, Veracruz, Tabasco y Nayarit, con una cobertura de 40 mil hectáreas; trabajos de electrificación de sistemas de riego para superficies arroceras nuevas en Campeche y Tabasco, y un programa de asesoría técnica especializada, capacitación a productores y transferencia de tecnología.

Acompañados por el coordinador de Investigación, Innovación y Vinculación del INIFAP, Manuel Villa Issa, los representantes de la cadena productiva del arroz entregaron un reconocimiento al investigador del instituto Leonardo Hernández Aragón, principal promotor del mejoramiento de las dos variedades de arroz largo.