Num 147 / México D.F. 
  • ​El Secretario Enrique Martínez y Martínez afirmó que la SAGARPA tiene la obligación de atender a todos los actores de las cadenas productivas del sector agroalimentario. 
  • Productores de ganado bravo de 24 entidades federativas fueron escuchados por la autoridad federal, en temas como la ganadería, así como los retos de esta actividad como detonante de empleos y cadenas de valor agregado (turismo, servicios, arte, cultura y recreación).
 
El secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación SAGARPA, Enrique Martínez y Martínez, se reunió con los integrantes de la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia (ganado bravo), con el propósito de fortalecer líneas de trabajo en materia de sanidad zoosanitaria, el cuidado de los recursos naturales y su participación en esquemas de valor agregado a sus productos.
 
En este encuentro con productores de ganado bravo de 24 entidades federativas, destacó que esta actividad tiene un amplio reconocimiento en el entorno nacional e internacional por la alta calidad genética de sus productos y por ser un detonante de empleos y cadenas de valor agregado (turismo, servicios, arte, cultura y recreación, entre otros).
 
Enrique Martínez y Martínez reconoció que la SAGARPA como autoridad agroalimentaria competente, tiene la obligación -por mandato legal- de atender a todos los actores de las actividades productivas del sector pecuario, como es el caso de la crianza de ganado bravo, con el fin de coordinar acciones para un mejor desarrollo de las cadenas productivas. 
 
Entre los acuerdos, se estableció una agenda de trabajo para reforzar los protocolos sanitarios y homologar criterios en el transporte interestatal adecuado del  hatos ganaderos. 
 
Se habló además de cómo mantener los estándares de calidad en el manejo genético de los productos, líneas de producción y la participación conjunta en acciones de repoblamiento de ganado en el país.
 
Asimismo, se prevé que los productores de ganado bravo gestionen la conformación de un Sistema Producto ante la SAGARPA, para un mejor control de esa actividad. 
 
Ello implica derechos y obligaciones, como su integración en esquemas de financiamiento y de seguros catastróficos, así como su participación en acciones para un mejor cuidado y uso de los recursos naturales (instalación de biodigestores y cuidado de agostaderos). 

El presidente de esta asociación, Manuel Sescosse Varela, detalló que los toros de lidia de México manejan un reservorio genético reconocido a nivel mundial, además de que generan una importante derrama empleos: dos mil directos y 13 mil indirectos; al mismo tiempo, esta actividad conlleva valor agregado hacia ámbitos económicos.
 
Actualmente, en el país hay 970 unidades productivas en 24 estados de la República, con un inventario de 40 mil unidades-animal por ciclo (cuatro años aproximadamente), actividad que se realiza en alrededor de 84 mil hectáreas de pastoreo.