NUM 455/ México, D.F.

Productores, organizaciones, empresas comercializadoras, industriales y autoridades, acordaron fortalecer instrumentos productivos del sector, con el fin de hacer frente a los retos de la cafeticultura en el país. 


Coincidieron en que el Fideicomiso de Recuperación del Fondo de Estabilización, Fortalecimiento y Reordenamiento de la Cafeticultura Nacional (FIRCAFE), el Sistema Informático de la Cafeticultura Nacional (SICN), el certamen Taza de Excelencia, los Diagnósticos y Acciones de Innovación, y el Padrón Nacional Cafetalero (PNC), entre otros, son herramientas esenciales para aplicar acciones de política pública que impulsen la competitividad.


En el marco de una sesión extraordinaria los integrantes del Comité Nacional del Sistema Producto Café (CNSPC) expresaron su interés por fortalecer en el Comité y en la Asociación Mexicana de la Cadena Productiva del Café (AMECAFE) los mecanismos de análisis, discusión e interlocución para poner en marcha la política pública cafetalera.


Reconocieron también al secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, Enrique Martínez y Martínez, por su trabajo enfocado en el ordenamiento del sector, lo que permite aprovechar las oportunidades que se presentan.


Los miembros del Comité acordaron reunirse con el titular de la SAGARPA para analizar y redefinir las acciones de política pública que contribuyan a reordenar el sector y llevarlo por una ruta de productividad y rentabilidad.


Al respecto, el Representante No Gubernamental del CNSPC, Cruz José Arguello Miceli, aseguró que las acciones que se ejecutan en el sector, deberán acompañarse con una visión de inversión pública para fomentar la productividad con reglas de operación claras y prácticas.


Expresó que, como pocos sectores, el cafetalero constituye una plataforma de inversión en el desarrollo rural integral, toda vez que la cadena productiva aborda y tiene impacto en los tres pilares de la sostenibilidad: ambiental, social y económica.


Por su parte, el coordinador ejecutivo de la AMECAFE, Gabriel Barreda Nader, indicó que el respaldo del Comité Nacional del Sistema Producto Café es muy importante, ya que instrumentos como el Padrón Nacional Cafetalero (PNC) y los Certificados de Origen para la Exportación, ayudan a ordenar y transparentar los flujos de comercialización y valor entre los miembros de la cadena productiva.


Subrayó que actualmente casi 400 mil productores están integrados al Registro Federal de Contribuyentes y emiten facturas electrónicas, aún en las zonas rurales más apartadas.


Aseguró que la AMECAFE junto con más de 200 comercializadores (entre organizaciones del sector, beneficios locales e incluso empresas que acopian el café) han integrado el patrimonio del FIRCAFE,  que hoy cuenta con más de 750 millones de pesos, resultado de las aportaciones de los productores.


Al respecto, representantes del sector indicaron que se busca que las aportaciones de los productores en el FIRCAFE tengan una utilidad más práctica, a través de garantías para financiamientos, sin que se comprometa el objeto original, la transparencia y la revolvencia del mismo.


Cabe señalar que el Fideicomiso de Recuperación del Fondo de Estabilización, Fortalecimiento y Reordenamiento de la Cafeticultura Nacional (FIRCAFE), es un instrumento distinto al actual Fondo de Garantías que AMECAFE opera.


Mediante un convenio con la SAGARPA, en 2012 se constituyó este Fideicomiso con Financiera Rural y del cual -destacaron como ejemplo de la relevancia de las garantías-, con una inversión menor a los 30 millones de pesos, ya se han aprobado los primeros proyectos para detonar crédito a la producción primaria en favor de más de cuatro mil 400 productores con casi ocho mil hectáreas.


En el encuentro, los integrantes del CNSPC provenientes de diversas regiones cafetaleras, así como de empresas comercializadoras, industria, organizaciones, fincas y sistemas producto café estatales, se pronunciaron por exhortar a los miembros del Poder Legislativo para que se revisen en conjunto con el Comité Nacional, la AMECAFE y la SAGARPA las necesidades de presupuesto público para la cafeticultura en 2014.