La citricultura se realiza en poco más de medio millón de hectáreas en regiones de clima tropical y sub-tropical en más de 23 entidades federativas de la República Mexicana. De esa superficie, aproximadamente el 80% se destina a los cítricos dulces como la naranja, toronja y mandarina, cuya producción en toneladas se concentra en el estado de Veracruz.

Veracruz, destaca a escala nacional en producción de naranja con más de dos mil toneladas, con lo que aporta cuatro de cada diez pesos por la venta de este cítrico. Además de ser el líder en producir toronja, cabe destacar que sus 26 municipios productores generan casi 329 millones de pesos.

En los últimos años, infortunadamente, la producción de cítricos se ha visto afectada por la presencia de plagas y enfermedades, entre los que destaca el Huanglongbing (HLB) o “dragón amarillo”.

Si bien en la actualidad no existe cura para el HLB, la SAGARPA, a través del SENASICA y los gobiernos estatales, ha emprendido un ambicioso programa para su prevención y contención que ha dado como resultado la recuperación de la producción de naranja y de otros cítricos.

Entre las acciones que el Gobierno Federal, a través de la SAGARPA, instrumentó para respaldar la recuperación de la citricultura nacional, destacan:

A) Operación del “Programa Nacional de Reconversión Productiva de la Cadena Citrícola”; B) Tecnificación del riego para optimizar el uso del agua ante el cambio climático; C) Certificación de viveros para asegurar la ausencia de enfermedades y patógenos en el cultivo; D) Fortalecimiento de las cadenas de producción-consumo y E) Apoyo en infraestructura para postproducción.

Sabías qué…

El HLB es considerado la enfermedad más destructiva para los cítricos en el mundo, pues causa la muerte del árbol de forma inevitable. El “dragón amarillo” es trasmitido por un insecto denominado psílido asiático.