Los trabajadores del campo siempre han jugado un papel muy relevante y valorado dentro de la sociedad, ya que ellos son los principales responsables de producir los alimentos que se venden en los mercados, los cuales nos benefician nutricionalmente al consumirlos.

Desde tempranas horas, regularmente antes de que amanezca, mujeres y hombres campesinos, agricultores, ganaderos y pescadores llevan a cabo un gran esfuerzo para proporcionarnos la mejor alimentación, mediante la preservación de los cultivos frutales y vegetales, la crianza del ganado y la captura de peces en mares o ríos.

En la actualidad, es importante que se fomente aún más el respeto y reconocimiento al trabajo que realiza la gente dentro del sector agropecuario, pesquero y forestal, pues gracias a su trabajo y aportaciones se fortalece en México y en el mundo la seguridad alimentaria.

Al contar el país con una extensa variedad de productos valorados a nivel nacional y mundial, es justo que durante el Día del Trabajo recordemos y aplaudamos el compromiso con el que se entregan hacia su labor las personas que, desde zonas rurales, brindan salud y desarrollo a las comunidades urbanas.