El avance en la productividad del campo y los mares mexicanos se ve reflejado con siete meses consecutivos de superávit en la balanza comercial de México con el mundo; en el mes de julio, el acumulado de este indicador rebasó los mil 500 millones de dólares, lo que revierte una tendencia que se mantuvo por más de 20 años en el comercio internacional agroalimentario de nuestro país.

Con base en estadísticas del Banco de México, la SAGARPA dio a conocer que el comercio total de bienes agroalimentarios entre enero y julio de este año fue de 31 mil 300 millones de dólares, de los cuales 16 mil 423 millones de dólares (que representan un crecimiento de 4.6 por ciento, en relación al mismo me periodo de 2014).

El acumulado de las ventas internacionales agropecuarias alcanzó en este lapso los ocho mil 146 millones de dólares, y las agroindustriales se situaron en ocho mil 276 millones de dólares, lo que significa un crecimiento de 7.04 por ciento y 2.42 por ciento a tasa anual, respectivamente.

Cabe señalar que las importaciones también registraron una disminución entre enero y julio de 2015 de 9.62 por ciento, en igual periodo, al pasar de 16 mil 470 millones de dólares en 2014 a 14 mil 887 millones de dólares.