Los productos mexicanos se caracteriza por ser variados y deliciosos, cada día la gente disfruta de ellos, sin embargo, también llegan a ser desperdiciados, lo que afecta al país y por supuesto a la población.

Desde tiempo atrás se realizan acciones para combatir el desperdicio de productos en buen estado, una de ellas es la creación de los llamados banco de alimentos, estas instituciones se dedican a recolectar ly repartir alimento que no se vende pero que aún es bueno para el consumo humano.

La Central de Abasto de la Ciudad de México cuenta con un banco de recolección con capacidad para almacenar hasta cinco toneladas de alimento al día, para abastecerlo, los comerciantes donan sus productos, los cuales posteriormente se entregan en instituciones públicas, comedores comunitarios o  asociaciones civiles para cubrir las demandas alimentarias que pudieran llegar a tener.

Si deseas obtener más información del Banco de Alimentos de la Central de Abasto, recuerda visitar su página dei internet: http://ficeda.com.mx