Garantizar que haya alimentos suficientes y de calidad para los habitantes en ésta y las próximas generaciones es uno de los principales desafíos a los que se enfrenta México y la comunidad internacional.

Por ello, el Gobierno de la República ha puesto un especial énfasis en la productividad en el ámbito rural como eje para el desarrollo nacional donde se impulsa el uso eficiente y óptimo de los recursos naturales -como agua, suelo, y biodiversidad-, energía, comercio, capital humano e innovación.

Con este propósito, la SAGRAPA se ha enfocado en los componentes de Desarrollo Tecnológico, Productividad Agroalimentaria, y el Sistema Nacional de Agroparques.

A través de ellos, se busca que los productores, principalmente los de menor escala, desarrollen sus capacidades de innovación, transformación, agregación de valor, comercialización e inversión en infraestructura agrologística para mejorar su competitividad y así reactivar al sector y hacerlo más productivo, rentable, sustentable, justo y que contribuya a la seguridad alimentaria del país.