La miel ha sido consumida en el mundo desde hace miles de años por diferentes culturas, su sabor es altamente apreciado en la cocina, principalmente en platillos y bebidas dulces.        

Además de aportar energía, vitamina y minerales a nuestro organismo, intensifica los sabores al combinarse con otros ingredientes. Este elemento es producido por las abejas a partir de la extracción del néctar de las flores; para obtener un kilogramo de miel, una abeja necesita realizar un promedio de 200 mil vuelos.

La miel es el único alimento natural que no caduca. En el mundo gastronómico enriquece los aromas de los alimentos, mejora el sabor de pasteles, panes y helados,  además de otorgar un toque especial a los asados de carne, pollo, pescados  y vegetales como calabazas, pimientos y zanahorias.

Para celebrar el 20 de mayo, Día mundial de las abejas, Graciela Montaño, cocinera mexicana de Aura, presenta la Ensalada para una reina, los ingredientes necesarios son miel, flor de calabaza, pimiento naranja, amarillo y rojo –limpios, fileteados y asados-, calabazas en cubos, semillas de calabaza y queso fresco.

Para el aderezo, se debe licuar miel, aceite de oliva, vinagre de manzana, jugo de naranja, chile chipotle, sal y pimienta al gusto; otra opción es licuar los líquidos con cilantro, perejil, ajo, sal y pimienta. Al servir, se emplatan las flores de calabaza y los pimientos en forma circular, las calabazas se colocan al centro y se cubren del aderezo de miel, queso y semillas de girasol.

 Al año, México produce alrededor de 57 mil toneladas de miel; 400 mil toneladas de calabazas; y dos millones 922 mil toneladas de chile verde, además de colocarse entre los principales productores de calabaza, elemento que se integró a la cocina dese la época prehispánica.

La chef detalló que la miel es un alimento sagrado y que el movimiento de las abejas señala cuatro orientaciones, al norte, sur, este y oeste. Las tonalidades de este producto van del blanco agua, hasta el ámbar oscuro.