El maíz tiene un origen muy antiguo e interesante, muchos mitos y leyendas de América lo consideraban el alimento de los dioses que crearon la Tierra. Los indígenas tenían razones prácticas para convertirlo en la base de su dieta: era fácil de cultivar, tanto, que realizaban dos cosechas en una misma temporada, la planta era fácil de trabajar, se podía almacenar en diferentes formas y tenía una gran variedad de usos

El maíz es un símbolo cultural de gran importancia histórica en México, y su enorme capacidad para adaptarse tiene que ver con las características fisiológicas de la planta, pero más tiene que ver con el interés, la sabiduría y la pasión de experimentadores agrícolas durante miles de años

Debido a su versatilidad y propiedades alimenticias, esta planta es, sin lugar a dudas, una de las mejores aportaciones de México para el mundo; para nosotros significa un elemento fundamental de nuestra cocina y desde el punto de vista, político, económico y social, el maíz es el cultivo más importante del país.

Por todo ello y por toda una vida al maíz.

“…Y la vida dijo:

“sea maíz”

Y aparecieron los sueños

Convertidos en forma de mujer y de hombre

Somos maíz y sol y vida.”

(“Somos Maíz, fragmento. Ana María Gómez)

Sabías que…

Cuenta una leyenda azteca que cuando se creó la tierra, el sol se reventó y millones de gotas doradas cayeron sobre ella para convertirse en granos de maíz.