La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) realiza labores de inspección  en puntos de entrada al país (puertos, aeropuertos y carreteras, principalmente) con la ayuda 96 unidades caninas con el objetivo de disminuir el riesgo de introducción y diseminación de plagas y enfermedades que pudieran afectar el patrimonio agroalimentario nacional.

A través del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) se entrenan unidades caninas (la cuales están conformadas por un entrenador y un can) que coadyuvan a las labores de inspección; en promedio, un perro puede realizar una inspección mediante su olfato en menos de un minuto con una efectividad de más de 96 por ciento.

En días pasados se gradúo la generación número 12 (G12) del Centro Nacional de Adiestramiento y Desarrollo de la Unidad Canina (CENADUC) del SENASICA, que en breve iniciará labores en las Oficinas de Inspección de Sanidad Agropecuaria (OISA) de Cozumel, Quintana Roo; Ciudad Cuauhtémoc y Ciudad Hidalgo, Chiapas; El Ceibo, Tabasco; Nogales, Sonora, y en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

El CENADUC no cuenta con criaderos de perros, por lo que trabaja con asociaciones dedicadas al rescate de canes abandonados, de entre los cuales el personal del centro elige a los que tienen el carácter y las cualidades requeridas para la actividad que van a realizar.