Para incrementar la producción, principalmente de granos básicos, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) canaliza más de 956 millones de pesos a pequeños agricultores, a través del Programa de Incentivos para Productores de Maíz y Frijol (PIMAF).

De acuerdo con el director general de Productividad y Desarrollo Tecnológico, Belisario Domínguez Méndez, con el PIMAF se promueve la transferencia e innovación mediante paquetes tecnológicos y extensionismo, así como con el respaldo de 600 técnicos certificados en campo, lo cual permite elevar la productividad de los pequeños productores.

El funcionario federal subrayó que en los estados de Guerrero, Chiapas, Veracruz, Puebla y Oaxaca es donde se concentra la mayor superficie atendida, particularmente en los municipios considerados dentro de la Cruzada Nacional contra el Hambre.