Mediante proyecto impulsado por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) se inauguró la Planta Piloto para la Producción de Etanol a partir de Jugo y Biomasa de Agave Tequilero y Mezcalero.

Con esta iniciativa se espera obtener resultados con impacto científico, tecnológico y social, ya que es una excelente alternativa que busca aprovechar los residuos de la agroindustria, como las plantas de agave tequilero y mezcalero, con la finalidad de producir en energía.

El funcionamiento consiste en mezclar el producto con gasolina a efecto de lograr una buena oxigenación con lo que se reducirán las emisiones de monóxido y dióxido de carbono.

La Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, la Universidad de Guanajuato y el Tecnológico de Celaya Guanajuato se colocan como pioneros en los procesos de bioetanol a base de materiales celulósicos.

Este tipo de proyectos contribuyen a mitigar los efectos del cambio climático al sustituir combustibles de origen fósil por aquellos obtenidos a partir de fuentes renovables como la solar, la eólica y la obtenida de la biomasa.