A lo largo de la historia de México, el extensionismo se ha ido transformando, pero hoy en día podemos decir que es “el servicio prestado por personal de instituciones de educación y de investigación que facilita el acceso al conocimiento, la información y las tecnologías, a productores, grupos y organizaciones económicas rurales y a otros actores del sector agropecuario, pesquero y acuícola”.

Todo esto es trabajo del extensionista, promotor y agente de cambio que conoce y comprende la realidad de su entorno, comunica sus ideas y conocimientos a base del diálogo para incorporar y encaminar la tecnología hacia el desarrollo de las actividades agropecuarias, así como a la solución de problemas.

Los extensionistas influyen de manera positiva en la actitud del productor ubicándolo como el centro del desarrollo de todo, fomentan su crecimiento y desarrollo personal, respetan a los miembros de su comunidad con los cuales genera empatía y se gana su confianza.

 

¿Sabías qué?

En el 2015 la SAGARPA impulsa el Extensionismo Holístico, con la finalidad de brindar una atención integral de calidad a productores y fortalecer el perfil del extensionista.