Esta bebida existía en la antigua Mesopotamia, en África, lejano Oriente y América; cada pueblo realizaba la bebida en base a su cereal más disponible: arroz en China y Japón, maíz en América y cebada en Mesopotamia.

La cerveza es quizá la bebida ancestral más antigua, así como la primera bebida alcohólica de la historia, que a lo largo de los años ha ampliado sus estilos y diversificado sus sabores sin modificar sus principales ingredientes base para su elaboración: agua, cebada, lúpulo y levadura, los cuatro elementos que hacen posible esta deliciosa bebida.

México ocupa el lugar número 26 en la escala mundial de países productores de grano de cebada utilizada para la elaboración de cerveza, esto equivale al 0.8 por ciento de la producción a nivel mundial y dentro del territorio nacional, Hidalgo ocupa el primer lugar, siendo el líder de cosecha de cebada de grano.

La actividad cervecera nacional impacta toda una cadena de trabajadores, desde agricultores, transportistas, hasta puntos de venta, restaurantes y centros de recreación y esparcimiento.

¿Sabías que?
Estados Unidos es el mayor importador de cerveza mexicana con un consumo del 86 por ciento de nuestras exportaciones.