La granja de traspatio es un sistema de producción de alimentos para el autoconsumo que contribuyen a mejorar la seguridad alimentaria y la economía familiar, en este espacio convergen tanto actividades agrícolas como pecuarias con la finalidad de proveer de alimentos básicos tales como: carne, huevo, verduras, miel, entre otros.

La ganadería de traspatio es una actividad ganadera a pequeña escala, la cual se caracteriza por criar y manejar animales domésticos alimentados con productos y subproductos agrícolas y se alojan en instalaciones rústicas, árboles o a la intemperie, entre estos destacan: gallinas criollas, guajolotes nativos, gansos, codornices, patos, conejos, borregos, cerdos, vacas y peces.

Los productos de la granja se utilizan para la alimentación de la familia o de los animales y los excedentes se destinan al mercado ya sea como materias primas o productos procesados.

Los materiales residuales se pueden utilizar para ser reciclados a través del composteo para la fertilización de los cultivos. La SAGARPA promueve la instalación de las granjas de traspatio con la finalidad que se realice un manejo integrado de los espacios, se aprovechen adecuadamente los recursos disponibles, se apliquen tecnologías sencillas y baratas para hacer más eficientes las labores que allí se realizan y demostrar que existen alternativas que pueden hacer más redituable el sistema de producción.