Durante la clausura de la XXXIV Conferencia Regional de la FAO para América Latina y el Caribe, el titular de la SAGARPA, José Calzada Rovirosa, afirmó que hay avances significativos en la reducción del hambre en la región, esto al pasar de 14.7 %, en los años 90s, a 5.5% por ciento actualmente;  en México, dijo, se tiene un registro menor al cinco por ciento.

Ante representantes de 32 países, Calzada Rovirosa aseguró que en estos cuatro días de trabajo, reflexión, deliberación y propuestas sobre las necesidades que existen en la región y en nuestros países en lo particular, la FAO da un paso más en los objetivos planteados hace un par de años, como disminuir el hambre en un 50 por ciento, por lo menos, lo cual se logró con resultados mayores.

“Hoy los objetivos siguen siendo los mismos pero más amplios, seguir combatiendo el hambre y también cuidar otras cuestiones como el medio ambiente, la nutrición e invertir más en huertos familiares, a través de políticas públicas en conjunto, a efecto de aportar y contribuir a nivel región, con la toma de buenas decisiones en beneficio de millones de personas para que vivan mejor”, indicó.

El director general de la FAO, José Graziano da Silva, destacó el alto nivel en la conducción de los debates de los delegados y funcionarios de los países de América Latina y el Caribe, los cuales refuerzan el compromiso de la región de erradicar el hambre y la pobreza extrema, mejorar la nutrición, promover una agricultura más sostenible y combatir los efectos del cambio climático.

En esta Conferencia Regional se registró la participación de 32 países (de los 33 en la región), 25 ministros, 13 viceministros, cuatro países observadores,  ochos organismos de la ONU y 15 representantes de la sociedad civil.