La superficie dedicada a la acuacultura se aumentará en por lo menos cinco mil hectáreas al finalizar el siguiente año, a fin de disponer de un mayor volumen de alimentos provenientes de esta actividad, aseguró el titular de la SAGARPA, José Calzada Rovirosa.

 

Durante la inauguración del Foro Económico de Pesca y Acuacultura 2015, el funcionario federal indicó que la superficie actual es de alrededor de 120 mil hectáreas de acuícolas en territorio nacional, por lo que el estimado mínimo es llegar a más de 125 mil hectáreas al finalizar 2016.

 

De acuerdo con pronósticos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), en 2023 el valor de la producción acuícola superará al de la pesca, de ahí la importancia de desarrollar este nicho productivo.

 

En la actualidad, en México el 70 por ciento de la captura total se realiza en los mares, y el 30 por ciento restante en la acuacultura; el valor 60 por ciento  del valor de las actividades relacionadas con la producción de pescados y mariscos provienen de los mares y el 40 por ciento de la acuacultura.”.

 

En la acuacultura y pesca laboran alrededor de 300 mil productores, por lo que e el Gobierno de la República redoblará esfuerzos para fortalecer a este sector, que en promedio, crece nueve por ciento anual.

 

En su participación, el titular de la SAGARPA puntualizó que por instrucciones del Presidente Enrique Peña Nieto, se impulsa un Plan Estratégico para detonar el potencial del sector pesquero.

 

Este plan, abundó, considera cinco ejes: ordenamiento del sector, supervisión de la actividad, fomento a la producción (en el cual se incluye a la acuacultura), comercialización, y  desarrollo de los mercados e integración de la cadena productiva.