Desde el 2009, México había solicitado a las autoridades canadienses el reconocimiento del estatus sanitario en la producción de insumos porcinos, pero fue durante esta administración cuando el Gobierno de la República logró culminar las negociaciones y abrir un nuevo destino comercial para estos productos.

Para ello, el Servicio Nacional de Sanidad e Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) se coordinó con la Agencia de Inspección de Alimentos de Canadá (CFIA por sus siglas en inglés) para confirmar científicamente que nuestro país se encuentra libre de la FPC.Cabe destacar que Canadá es considerado un país líder en materia de sanidad en productos porcícolas, por lo que el reconocimiento que se hizo a México es considerado como un logro de la mayor transcendencia.

A pesar de que las negociaciones se concluyeron este año, desde 2015, México contaba con la certificación como país libre de Fiebre Porcina Clásica (FPC) por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE).