Muchísimas gracias.

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Me da mucho gusto estar aquí, en este gran Puerto de Acapulco.

Saludar a las autoridades.

A su Gobernador, a quien le agradezco sus palabras, la amistad personal que me dispensa pero, sobre todo, a partir de la responsabilidad pública que ambos tenemos, los puntos de coincidencia y el compromiso para hacer converger el esfuerzo de ambos órdenes de Gobierno, en beneficio de los habitantes de Guerrero.

Y hoy, muy señaladamente, en el compromiso que hay para rescatar e impulsar el desarrollo social de este gran puerto, que es Acapulco.

Saludo a las autoridades, titulares de los Poderes Judicial y Legislativo.

A la muy distinguida esposa del señor Gobernador. A Laura del Rocío, quien hace labor y encabeza una labor social muy importante, que aquí me ha compartido.

Al señor Presidente Municipal de Acapulco, a quien, también, le aprecio las palabras de bienvenida y que, junto a ellas, toda esta relación y esta petición de apoyo que, le adelanto, y a eso me voy a referir, vamos a apoyar con todo a Acapulco. El Gobierno se va a solidarizar.

Saludo a los representantes de nuestras Fuerzas Armadas. Al Comandante de la Zona Militar de esta región, de la IX Región, al General Guillermo Moreno; y al Almirante Sergio Javier, de la Zona Naval. Muchas gracias a ambos, por estar aquí, presentes.

Saludo a todas las autoridades del Gobierno de la República, del gobierno estatal, de los gobiernos municipales hoy, aquí, reunidos.

De manera muy señalada, saludo a esta gran representación de la sociedad acapulqueña, que hoy se dan cita en esta Colonia Renacimiento, que, junto con otras, son colonias que han pasado por momentos de adversidad, de rezago social, pero que hoy venimos a comprometernos y a solidarizarnos, como es nuestra obligación, la de los gobiernos y, específicamente, la del Gobierno de la República, para recuperar el tejido social y lograr que existan mejores condiciones, bienestar social en estas colonias de Acapulco y del país entero, donde mayor rezago, hoy, se vive.

Saludo aquí, a todas y a todos, a quienes, aprecio, son muy amigos del Gobernador Ángel Aguirre, pero quiero que sepan: los amigos de Ángel Aguirre, también, son amigos del Presidente de la República.

Quiero saludar y reconocer a la Orquesta Renacimiento. Esta orquesta de jóvenes, de niños y jóvenes de esta colonia y de algunas colonias aledañas, que apenas hace cuatro meses se integraron, y hoy nos han deleitado con esta melodía de la Oda a la Alegría.

Y que, sin duda, proyecta lo que queremos todo México tenga; una inmensa alegría, felicidad, y que vamos a trabajar para hacer una importante contribución, a lograr este escenario, este ambiente idóneo para despertar alegría en los corazones de todos los mexicanos.

Felicidades a quienes son parte de este esfuerzo. Y, especialmente, a todas y todos ustedes. Muchas felicidades.

En los primeros inicios de esta gestión gubernamental, en los primeros días del inicio de esta gestión, para mi resulta, verdaderamente, importante y gratificante estar en el Estado de Guerrero.

Por qué.

Hace un momento estuve en su capital, en Chilpancingo, y hoy, ante ustedes, quiero refrendar lo que ahí claramente postulé, comprometí, y que hoy, nuevamente ante ustedes lo reitero: el interés del Gobierno de la República. No sólo el interés; la obligación moral del Gobierno de la República para estar más cerca y con más apoyo en aquellas zonas, en aquellos estados de la República que mayor rezago social tienen.

Aquellos que, lamentablemente, enfrentan condiciones de pobreza, y de pobreza extrema, y donde lamentablemente no se han detonado mayores oportunidades de empleo, de educación, de proyectos productivos para que la sociedad de estas entidades del país puedan tener mayores oportunidades.

Al estar hoy, aquí, en Guerrero, al estar aquí en Acapulco, este gran puerto que nos dio proyección internacional como país, porque, como alguna vez lo señalé en alguna campaña política, entonces, podrían no saber decir el nombre de México, pero Acapulco era mencionado por muchos habitantes del mundo que no hablaban español, pero que sí sabían decir Acapulco.

Acapulco fue el gran puerto que mostró a México en el mundo y que, lamentablemente, las condiciones de rezago social le han llevado a tener escenarios adversos de violencia, de criminalidad, pero, sobre todo, de hambre y de pobreza.

Y al estar hoy, aquí, reitero: es por el compromiso y obligación moral que hay del Gobierno de la República para estar más cerca de quienes más lo necesitan, de apoyar de manera equitativa el desarrollo nacional, apoyar a todos los estados de la República.

Pero éste, el que encabezo, estaré más cerca. Más cerca de estados, como Guerrero, que más necesitan del apoyo y el respaldo solidario del Gobierno de la República.

Hoy, me vengo a sumar a lo que, sin duda, son proyectos de éxito, proyectos que acreditan y que muestran que sí se puede reconstituir el tejido social.

Al estar aquí, acompañando a las autoridades estatales en este programa que se ha expuesto: Transformemos Nuestro Entorno, del que en el testimonio de Ulises hemos conocido como a través de este esfuerzo se ha integrado a jóvenes que no tenían otra opción de vida, que sentían que su vida estaba perdida y que a través de estos programas sociales encontraron una ventana de oportunidad, de reinsertarse en la vida sana entre la sociedad. Proyectos como éste, vengo a apoyarlos.

Hoy, le quiero instruir a la Secretaria de Desarrollo Social, a una mujer sensible, como es Rosarios Robles, que conoce de las carencias, específicamente de este estado, para que tengamos un diseño específico de apoyo y respaldo a programas, como los que se tienen en el Estado de Guerrero, que nos permitan, realmente, multiplicar el alcance de los beneficios de estos programas, y apoyar y ayudar a más gente de esta entidad.

Es una instrucción que aquí, ante ustedes, se da a la titular de la Secretaría de Desarrollo Social, y que junto con ella, y ella atendiendo la responsabilidad, vamos a tener una constante y periódica presencia en el Estado de Guerrero.

Me he comprometido con el Gobernador del estado para que generemos una sinergia en favor del desarrollo social de Guerrero, que nos permita asumir compromisos que recién comentamos y comprometimos con los otros gobernadores de la República Mexicana.

Comprometimos el que hagamos equipo para lograr mejorar las condiciones de seguridad pública. Que esto nos llevará a todos los órdenes de Gobierno, ninguno quedará atrás, ninguno se podrá escapar de asumir responsabilidad; el Gobierno de la República, los gobiernos estatales y los gobiernos municipales.

Cada uno en alcance a sus capacidades, cada uno en alcance a su responsabilidad, a su competencia, pero dejando muy en claro que tenemos que generar una sinergia; es decir, participación de todos a partir de objetivos claramente señalados.

Y uno muy puntual: Tenemos que rescatar a Acapulco de las manos de la criminalidad y del crimen organizado.

Tenemos que devolverle a Acapulco y a todo Guerrero las condiciones de paz y de tranquilidad por las que este Gobierno habrá de trabajar de manera intensa, comprometida, con inversión dedicada, con estrategia, pero haciendo equipo y mayor trabajo conjunto en lo que debe ser una mayor coordinación con las autoridades estatales y las autoridades municipales.

Y hay que decir algo con toda puntualidad. La seguridad no sólo depende de tener buenos policías y buen armamento, y de tener un enfrentamiento con quienes están fuera de la legalidad, con quienes están delinquiendo, porque violencia llama a más violencia.

Por supuesto que el Estado actuará con apego a la ley, con respeto a los derechos humanos y aplicando la fuerza de la ley, aplicando la justicia, y asegurándonos que aquellos que están fuera de la ley, paguen las penas que la ley prevé, o les sean aplicadas las penalidades que la ley prevé.

Pero eso no será único y suficiente.

Está muy claro que si no atendemos el caldo de cultivo de la criminalidad. Y cuál es éste. Es, precisamente, el que parte de la sociedad no tenga oportunidades de educación, oportunidades de empleo, oportunidad de insertarse en la vida productiva, en la vida sana.

Cuando eso no se tiene, a veces, no queda otra opción, por instinto de sobrevivencia misma, que, a lo mejor, dedicarse a la actividad delincuencial.

Por eso, tenemos que dedicar mayor atención y poner énfasis señalado en lo que es la prevención. El Paquete Económico que presenté a consideración de la Cámara de Diputados, que está por aprobar el Presupuesto de Egresos, prevé una partida con la participación de las dependencias del Gobierno de la República, de todas, para la prevención, en una inversión que no tiene precedente: 115 mil millones de pesos dedicados a varias actividades y acciones, y proyectos de carácter preventivo.

Se trata de que la sociedad y las zonas de mayor rezago social tengan una opción de vida, una opción de vida sana. Y de eso tienen que ocuparse los gobiernos constituidos.

Aquí, le reitero a Ángel Aguirre, Gobernador del Estado, y al Presidente Municipal de Acapulco: No van a estar solos. Contarán con el apoyo y el respaldo del Gobierno de la República, en el marco de que todos tenemos que jalar parejo, ser parte de un equipo, no rehuir o renunciar a la responsabilidad propia de cada orden de Gobierno, pero que, juntos, nos sentemos a la mesa, a definir tareas particulares de cada orden de Gobierno para que, realmente, logremos lo que aquí nos estamos comprometiendo y proponiendo: rescatar a Acapulco para los acapulqueños.

No puedo dejar de hacer mención ni compromiso a algo que se me ha formulado aquí, pero que además, he comprometido ya antes; el Tianguis de Acapulco.

Las dos autoridades que me antecedieron en el uso de la palabra, el Presidente Municipal y el Gobernador, ambos se refirieron a qué va a pasar con el Tianguis de Acapulco.

Y les digo aquí, nuevamente lo que alguna vez ya comprometí, y que hoy le instruyo a la Secretaria de Turismo, por cierto, su paisana, que luego los políticos se me ponen muy nerviosos, porque la ven aquí, a Claudia, pero ella viene a cumplir con una tarea, con una misión, que es trabajar por la promoción turística del país.

Y le instruyo para que en los arreglos que se vienen haciendo y a partir de que ya había compromisos realizados con anterioridad al inicio de esta Administración, que no se pueden ya cambiar, para a la realización del Tianguis que tiene denominación de origen, de Acapulco.

Para que este Tianguis, como lo he comprometido, se vuelva itinerante; una vez en Acapulco y otra vez en alguna otra parte de la República Mexicana, pero en 2015, el Tianguis de Acapulco se va a realizar aquí, en el Puerto de Acapulco.

Yo los convoco, a las autoridades, para que actuemos de manera muy acelerada. Quienes están aquí, y que seguramente representan a muchos guerrerenses, lo que desean, sí, son los buenos propósitos, es la voluntad aquí, hoy, comprometida, la voluntad política, pero lo que quieren ver son resultados muy pronto.

Yo los convoco para que tengamos acuerdos conjuntos, todas las autoridades y trabajemos ya en favor del progreso y el desarrollo de Guerrero. De Acapulco, en particular.

Que realmente podamos acelerar el paso, porque bien lo decía el Gobernador: el horizonte de tiempo, que parece lejano y de muchos años, realmente, es un periodo corto, y tenemos que apurarnos, tenemos que acreditar que este esfuerzo y que este compromiso que hacemos, hoy, ante los acapulqueños, realmente, tendrá beneficios en un corto tiempo. Y eso es, justamente, lo que tenemos que hacer.

Antes de concluir mi participación, yo quiero compartirles algo que, ahora sí, a cierta distancia geográfica de Acapulco, está por ocurrir. En una hora, más o menos, del tiempo de México, a las, estoy viendo exactamente la hora a la que habrá de ocurrir, exactamente a las 15:50 horas, en Guyana Francesa, allá, en Sudamérica, va a ocurrir algo en beneficio de todos los mexicanos.

Y van a decir, por qué tan lejos. Ahí sí por razones técnicas, que van más allá de la explicación que yo pudiera darles en este momento, pero por razones técnicas, se va a lanzar un nuevo satélite, que será de beneficio para todos los mexicanos.

Dentro de este paquete de satélites que este Gobierno de la República habrá de impulsar para que el Gobierno y para que los mexicanos tengan tres satélites que estén sirviendo a muchos beneficios entre los mexicanos.

Pero se va a poner en órbita el Satélite Bicentenario, que se va a lanzar allá, en la Guyana Francesa, en Kourou, a las 15:50; o sea, prácticamente, en una hora y 20 minutos. Se lanzará este satélite que será el primero de los que el Gobierno mexicano esté poniendo en órbita, junto a otros dos más.

Cuáles son los beneficios de este satélite.

Déjenme sólo referirles antes de ello. Este es un proyecto que tiene una inversión de más de 14 mil millones de pesos. Es una importante inversión, pero que va a permitir que los mexicanos tengamos satélites propios, que, además, la tecnología incorporada a estos satélites es de vanguardia. Serán los satélites de primer orden, a decir de los expertos en la materia; serán satélites de primer nivel que sirvan a varios propósitos de beneficio para los mexicanos.

Primero. Lograremos, a través de ellos, ampliar los servicios de Banda Ancha para tener mejor comunicado al país de telefonía, de telemedicina, para que en cualquier parte de México las intervenciones quirúrgicas y de apoyo en medicina se puedan hacer a través de los servicios a distancia, y para eso, se requiere de un satélite.

De educación. Para darle mayor cobertura a regiones, hoy, de México que están a una distancia donde no es posible llegar, y que un satélite con estas características, lo va a permitir.

Para la seguridad nacional. Sin duda, los alcances de este satélite van permitir mejorar la tecnología empleada para la seguridad nacional.

Son sólo algunos de los beneficios que este satélite habrá de darle a todos los mexicanos. Pero hoy, que estamos aquí, en Acapulco, ya que muchas cosas, por primera vez, pasan en Acapulco, qué bueno que, entre otras, sea el que sepa México, hoy, aquí en esta visita a Acapulco, que a la distancia geográfica, allá en otro país, en Guayana Francesa, hoy se lanza un satélite que beneficiará a Acapulco y a todos los mexicanos.

Concluyo, agradeciendo la hospitalidad, hoy, del Estado de Guerrero, en esta primera gira de trabajo que realizo a este estado en mi carácter de Presidente de todos los mexicanos, y en el reiterado compromiso que quiero hacer ante ustedes.

Guerrero ha sido siempre generoso con un servidor. Y hoy, al conocer y al estar al tanto y siendo sensible a sus problemas, quiero que los guerrerenses sepan que tienen a un amigo y a un Presidente solidario allá, en el Gobierno de la República.

Que es ésta la primera de muchas visitas, y así lo señalo: Muchas que habré de realizar al Estado de Guerrero para constatar los avances que nos permitan tener una sociedad más igualitaria, de menor desigualdad y de mayores oportunidades en el Estado de Guerrero.

Guerrero está en movimiento en el tiempo de México.

Muchas gracias.