Muchas gracias.

Secretario.

Señor Gobernador del estado.

Señores miembros del Gabinete.

Señores representantes de los medios de comunicación.

Ustedes han podido atestiguar. El compartirles de manera muy sintetizada un informe o un reporte de lo que recién hemos tenido en una mesa de evaluación sobre los trabajos ya de reconstrucción, a partir de la contingencia que enfrentamos, que estamos emprendiendo en todo el país.

Y que nuevamente estamos aquí, en Guerrero, porque como lo he señalado de manera reiterada, fue la entidad de mayores afectaciones.

Creo que las cifras hablan por sí mismas en cuanto a los daños, en cuanto a las personas afectadas, en cuanto al número de decesos.

No hay duda de que fue Guerrero el estado con mayores afectaciones, pero que ya está el Gobierno de la República trabajando en este proceso de reconstrucción.

Y lo que quiero hacer patente y dejar claro testimonio, y ha sido el motivo precisamente de esta Reunión de Evaluación, es que la atención y el ritmo de trabajo que imprimimos en la primera atención que dimos a las personas más afectadas, damnificadas y que se quedaron sin espacios donde poder albergarse y que recibieron la ayuda inmediata.

Ese ritmo acelerado y de pronta atención que vimos, insisto, ante la contingencia y en las primeras necesidades de apoyo que la población demandó, lo habremos de mantener en este proceso de reconstrucción.

No vamos a bajar la guardia, ni vamos a perder ritmo.

La instrucción que he dado a los titulares de las distintas dependencias del Gobierno de la República es acelerar los trabajos para la reconstrucción, y no sólo ello, sino eventualmente mejorar las condiciones de aquellas zonas que se vieron lamentablemente afectadas.

Esto implicará, primero, mantener los niveles de apoyo, especialmente a lugares que por su aislamiento, estar apartados de centros urbanos, todavía están demandando algún tipo de atención.

La Secretaria de Desarrollo Social dio cuenta del abastecimiento de alimentos a granel que estaremos llevando a comunidades muy apartadas, a darle atención a gente que se ha tenido que reubicar por el riesgo que significa estar donde anteriormente estaban asentados.

Y que estos apoyos habrán de mantenerse.

Yo quiero aquí nuevamente reiterarle mi agradecimiento y reconocimiento al Ejército y a la Armada de México que han sido fundamentalmente los brazos operativos del Gobierno de la República para llevar estos apoyos y esta asistencia a las personas necesitadas. Y que esto se mantenga.

Ya se dio cuenta del número de toneladas y del número de despensas en más de, casi 600 mil, que se han entregado solamente en el Estado de Guerrero.

Y que habremos de mantener esta ayuda, ahora especialmente en las zonas más apartadas, más dispersas y más aisladas.

No obstante que ya hemos llegado a todos los municipios y a las comunidades más importantes, todavía nos hemos encontrado con poblaciones muy pequeñas de 100 habitantes, de 50 viviendas, que necesitamos mantener ayuda y abasto y suministro, especialmente de alimentos.

Y lo estamos haciendo, a través de la Secretaría de Desarrollo Social, en coordinación con el gobierno estatal y a través, especialmente, con la Comisión de Apoyo a Pueblos Indígenas.

Esto es lo que estamos haciendo, pero lo más importante es reconocer que estamos ya en la fase de reconstrucción nacional; en la fase de reconstrucción de toda la infraestructura dañada, de apoyo a las viviendas afectadas.

Hoy tenemos ya un importante avance, como aquí se reportó, del censo que Desarrollo Social, SEDATU estuvieron llevando a cabo, y que siguen llevando a cabo, para hacer una cuantificación objetiva y real y precisa de las viviendas afectadas, de los negocios afectados, y que nos permita que este proceso de reconstrucción y de ayuda que ya han venido recibiendo las familias afectadas, se acelere y podamos nuevamente reestablecer condiciones de normalidad.

Como se ha dado aquí ya cuenta, los apoyos han venido ya fluyendo, para las familias, en algunos casos, con los censos que se tienen, implicará reubicación y reconstrucción, no reconstrucción, construcción de nuevas viviendas, por las casas que eventualmente se perdieron, lamentablemente.

Los apoyos que se han instruido a la Secretaría de Economía, para que a través del Instituto Nacional del Emprendedor, y a fondo perdido, se apoye a los pequeños negocios, que se estima solamente para el caso de Guerrero, del orden de 15 mil negocios, desde muy pequeños a medianos negocios, que perdieron sus principales capacidades o instrumentos para su operación cotidiana.

Y me refiero a pequeños negocios: la miscelánea, la tortillería, la estética, el taller. Todos estos pequeños negocios que se estima es del orden de 15 mil, se han instruido ya, a partir del censo que se ha realizado, generar apoyos para que pueda restituírseles algunos de los elementos y herramientas, o insumos necesarios para su regular operación.

También hemos instruido o eh instruido a SAGARPA especialmente, para que acelere los apoyos para aquellas personas que se vieron damnificados en sus cultivos, como el día de ayer dimos cuenta en Tamaulipas, del desastre que se generó en todo el país, en más de 560 mil hectáreas de cultivo afectadas, de las 22 millones de hectáreas que se cultivan en todo el país, para que los seguros de siniestro se apliquen de forma inmediata, para que los fondos de apoyo por siniestro a cultivos, también se estén ya otorgando los apoyos.

De hecho ya se han radicado los primeros recursos al Estado, para que de forma conjunta, en lo que tenemos que llevar a cabo de manera coordinada y en apoyo donde se suman recursos, para casos de siniestros, se estén otorgando los primeros apoyos.

Y, también, para las unidades animales que lamentablemente varios agricultores y ganaderos llegaron a perder, en más de 90 mil unidades animales, como es la medición, se perdieron.

He instruido, también, a la Secretaría de Gobernación a que acelere este proceso de censo que se ha venido realizando, que hoy estimamos está muy cercano al 85, 90 por ciento de las afectaciones que se tuvieron.

Hoy, está concentrado especialmente en aquellas comunidades muy apartadas, a las que todavía, incluso, resulta difícil accesar.

He dispuesto y he ordenado se dé apoyo aéreo, a través de un mayor número de helicópteros, precisamente para integrar brigadas de la Secretaría de Gobernación, que nos permitan tener una información mucho más precisa de aquellas comunidades tan apartadas y cuantificar los daños que se tienen en estas comunidades.

Pero esto nos va a permitir, como ya lo he instruido, y hoy lo comparto con ustedes, que al 21 de octubre tengamos un censo y un diagnóstico al cien por ciento de los daños que se tuvieron en el estado de Guerrero.

Y de acuerdo a las últimas declaratorias de desastres que se emitieron en otros municipios de otras entidades, será al último día de octubre que tengamos una cuantificación objetiva y precisa de los daños ocasionados en todo el país.

Es así como he dado esta instrucción ya puntualmente a la Secretaría de Gobernación.

De tal suerte que pueda generar todos los mecanismos de apoyo y de gestión necesarias para realmente contar con esta cuantificación al cien por ciento de daños en viviendas, en negocios y en infraestructura en todo el país.

Pero, reitero, estamos ya en este proceso de reconstrucción nacional ante estos dos fenómenos que, verdaderamente, generaron desgracias familiares.

Lamentablemente costaron la vida a varios mexicanos, que dejaron afectaciones en varias familias mexicanas en infraestructura, en sus negocios, en sus cultivos.

Pero, también, vuelvo a reiterar; el ritmo que el Gobierno de la República habrá de imprimirle a la reconstrucción será tan acelerado, oportuno y eficaz como queremos que, lo más pronto posible, las personas y las familias que resultaron damnificadas, y la infraestructura dañada, vuelva a estar en condiciones de normalidad y plenamente operativas.

Por eso, también, claramente dejé ante las instrucciones que di a distintas áreas del Gobierno de la República, como éstas que ya he compartido, que personalmente estaría verificando y haciendo un recorrido, un auténtico peregrinar por distintas partes del Estado de Guerrero y de otras entidades afectadas, para asegurarme que las instrucciones que he girado para este proceso de reconstrucción, realmente se esté materializando y las ayudas estén llegando.

También he instruido para que hagamos, a través de los consejos de reconstrucción, como el que habremos de instalar para el Estado de Guerrero, una forma de transparentar y de asegurar que los recursos que se están dedicando a la reconstrucción, realmente estén posibilitando y estén llegando a la reconstrucción de aquello que lamentablemente se perdiera.

Reitero, habré de hacer un recorrido constante, permanente y regular en los próximos meses por Guerrero y todas las entidades afectadas, para verificar que todos los apoyos, las ayudas y todo este proceso de reconstrucción se esté materializando, realmente se esté llevando a cabo.

Y me valdré de la información que las propias dependencias me estén otorgando y de otros mecanismos, como los propios consejos de reconstrucción que se están conformando, para poder asegurar que estamos realmente logrando esta reconstrucción.

Compartí hace un momento en la mesa de evaluación que cuando pasan las lluvias, cuando pasan las contingencias, cuando se ven los primeros apoyos, luego resulta que las comunidades más apartadas, más aisladas, algunas veces llegan a quedar en el abandono y se olvida la contingencia, y eso es lo que no podemos permitir.

Tenemos que asegurarnos de que las ayudas, las instrucciones que se han girado a todas las dependencias del Gobierno de la República, que los programas de apoyo y acciones que tienen o que están encaminadas precisamente a este proceso de reconstrucción lleguen a las comunidades más apartadas y más recónditas de la geografía de cada una de las entidades que resultaron afectadas.

Decía para el Estado de Guerrero, como lo digo para todo el país: Ante esta contingencia, no sólo queremos reconstruir lo que se dañó; sino queremos que, incluso, esto nos permita dejar en mejores condiciones aquello que lamentablemente se dañó o fue afectado.

Y que para aquellas familias que lamentablemente se encuentran hoy asentadas en lugares de alto riesgo, conozcan del nivel de riesgo que tienen. Y podamos trabajar de forma coordinada con las autoridades estatales en un proceso de reubicación de estas zonas que eventualmente puedan estar expuestas a un riesgo ante eventualidades, como la que hemos tenido.

Hoy al estar aquí, en Acapulco, que se ha constituido el lugar o centro de operación para la reconstrucción del Estado de Guerrero, sin duda, y ustedes representantes de los medios de comunicación podrán dar testimonio y dejar constancia de que es otro el panorama que se tiene y se puede apreciar frente a lo que apenas vimos hace unos 15 días o 17 días.

Yo me sumaría a la reflexión que hacía hace un momento el Gobernador del estado, coincidiendo plenamente en que hoy, siendo la actividad turística de Guerrero el principal motor de su economía, particularmente este bello Puerto de Acapulco está en condiciones óptimas para recibir nuevamente la afluencia de gran turismo nacional y extranjero.

Hoy, es otro el panorama. Quien visitara hoy Acapulco estaría muy lejos de siquiera decir que hace 15 días tenía varias zonas inundadas, anegadas. Y que hoy nuevamente puede disfrutar de la belleza de este puerto.

Y que al hacerlo será la mejor forma, también, de poder solidarizarse y apoyar a la reactivación de la economía del Estado de Guerrero, y especialmente de este centro urbano que es el más importante de Guerrero y del que depende buena parte de la actividad económica de todo el estado.

Como Gobierno Federal estaremos trabajando de manera coordinada con todas las autoridades estatales en esta etapa de reconstrucción y, sobre todo, imprimiéndole celeridad, eficacia y oportunidad y, sobre todo, atención extendida a todas las zonas afectadas, por alejadas o apartadas que estén, especialmente, de los centros urbanos.

Tenemos que buscar, insisto, no sólo regresar a como estábamos o a dejar las cosas como estaban antes de esta contingencia, sino, incluso, de mejor manera con una mejor infraestructura y con mejores servicios para la población que lamentablemente resultó afectada.

Ese es el compromiso del Gobierno de la República.

Por eso, junto con ustedes representantes de los medios de comunicación, espero me estén acompañando en todo este recorrido itinerante y peregrinar que estaré haciendo por todas las entidades afectadas para, insisto, asegurar que lo que hemos comprometido realmente esté llegando y esté beneficiando a las familias que resultaron afectadas.

Le agradezco nuevamente al Gobernador del estado la disposición, la actitud que ha mostrado para que sumemos esfuerzos, para que trabajemos de forma coordinada.

Y las dependencias gubernamentales, del Gobierno Federal han recibido ya instrucciones precisas de las que estaremos haciendo evaluación regular para realmente lograr la concreción de todo este proceso de reconstrucción nacional ante estas contingencias climáticas que enfrentamos.

Muchas gracias.

Muy buenas tardes.