·         Lamentablemente, todavía hay mexicanas y mexicanos que enfrentan barreras inaceptables para ejercer plenamente su derecho al empleo digno, afirmó.

·         Reafirmó el compromiso del Gobierno de la República con el desarrollo integral de todas las personas, sin importar su origen étnico o nacional, género, edad, discapacidades, condiciones sociales, salud, religión, preferencias sexuales o estado civil.

·         Presentó la nueva Norma Mexicana en Igualdad Laboral y No Discriminación.

·         Su objetivo es que los centros laborales del país hagan suyas las mejores prácticas internacionales en materia de igualdad y prevención de actos discriminatorios, destacó.

Al presentar la nueva Norma Mexicana en Igualdad Laboral y No Discriminación, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, aseguró que “para que México pueda crecer con mayor dinamismo y equidad, es necesario aprovechar la energía, el talento y el trabajo de todas y todos los mexicanos”.

Resaltó que, lamentablemente, “todavía hay mexicanas y mexicanos que enfrentan barreras inaceptables para ejercer plenamente su derecho al empleo digno. Me refiero a personas con discapacidad, a adultos mayores o indígenas, que conforman un valioso capital humano que no estamos aprovechando como país, y sobre todo, estamos limitando y frustrando la capacidad y oportunidad de realización de muchos mexicanos”.

Por ello, reafirmó el compromiso del Gobierno de la República “con el desarrollo integral de todas las personas, sin importar, como lo mandata nuestra Constitución, su origen étnico o nacional, género, edad, discapacidades, condiciones sociales, salud, religión, preferencias sexuales o estado civil”.

En el caso de las mujeres, el Primer Mandatario indicó que “su tasa de participación económica es en nuestro país aproximadamente de un 43 por ciento; es decir, sólo 4 de cada 10 mexicanas en edad de trabajar tienen actualmente un empleo. Esta proporción se encuentra por debajo de otros países que son referentes, sin duda, de mayor avance y logro en esta asignatura: Chile, con un 56 por ciento; Colombia, con un 63 por ciento; o Estados Unidos, con un 68 por ciento”.

Agregó que aquellas mujeres que sí logran incorporarse al mercado laboral “enfrentan retos adicionales como la discriminación salarial”; es decir, ganan menos por el trabajo igual que realizan, por ejemplo con respecto a los hombres; una desmedida carga de trabajo no remunerado, e incluso, acoso sexual.

El Presidente Peña Nieto refirió que el Gobierno de la República ha sumado esfuerzos con legisladores, autoridades locales, organizaciones de la sociedad civil y expertos, a fin de consolidar un andamiaje legal e institucional en favor de la igualdad.

Gracias a esta labor corresponsable, añadió, “hoy contamos con diversas leyes, programas y políticas públicas en materia de no discriminación, igualdad de oportunidades y de trato, así como de respeto a la diversidad”. En este marco se inscriben: 

·         La Reforma Laboral, con medidas específicas para promover el acceso de las mujeres y personas con discapacidad a un empleo. 

·         La Reforma Político-Electoral, que estableció la paridad de género en el registro  de candidaturas a Legisladores Federales y Locales.

·         La adopción de la perspectiva de género, como estrategia transversal del Plan Nacional de Desarrollo.

·         El Programa Nacional para la Igualdad de Oportunidades y No Discriminación Contra las Mujeres, y

·         El Programa Nacional para el Desarrollo y la Inclusión de las Personas con Discapacidad.

“Hoy damos un paso más con la nueva Norma Mexicana en Igualdad Laboral y No Discriminación, que promueve el respeto y la inclusión de los grupos vulnerables, al tiempo que facilita el acceso de más mujeres al mercado de trabajo. El objetivo de este novedoso instrumento es que los centros laborales del país hagan suyas las mejores prácticas internacionales en materia de igualdad y prevención de actos discriminatorios”, precisó.

Como ejemplo, citó que esta nueva Norma “busca que a igual trabajo corresponda igual salario para mujeres y hombres, protege los derechos de las madres, promueve la licencia de paternidad e incentiva la flexibilidad de horarios para facilitar la convivencia familiar”.

Puntualizó que, además, “orienta y brinda certidumbre a los empleadores, ya que está en sintonía con el marco legal vigente y con los convenios internacionales suscritos por nuestro país en materia de igualdad y no discriminación”.

El Presidente Peña Nieto dijo que esta Norma también incorpora los compromisos recientemente adquiridos por México ante Naciones Unidas, al suscribir la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible. A partir de la adopción voluntaria de la Norma Mexicana en Igualdad Laboral y No Discriminación, los centros de trabajo podrán enriquecer la vida de sus colaboradores creando entornos propicios para el respeto, la inclusión y la productividad, mencionó.

Exhortó a empresas e instituciones públicas “a que sean ejemplo de responsabilidad social, adopten y pongan en práctica los elevados estándares labores que promueve esta Norma”.

“Estoy seguro de que en la medida en que más centros de trabajo se certifiquen y hagan suyo este modelo de igualdad, transitaremos hacia una sociedad más justa y más próspera”, señaló.

El Titular del Ejecutivo Federal aseguró que “nuestra generación debe hacer del respeto a la diversidad, de la inclusión económica y social, y de la igualdad de oportunidades y de trato, un deber ciudadano, un compromiso moral y una obligación ética”.

“Debemos hacer de la pluralidad un factor de progreso, de la diversidad una fuente de riqueza, y de la igualdad una oportunidad”, subrayó.

Añadió que en México hay “un compromiso creciente y cada vez más extendido porque nuestra sociedad adopte los mejores modelos para tener una sociedad plena de derechos”.

“No bastan las normas, no son suficientes las leyes, los nuevos marcos legales, incluso la Norma que hoy estamos adoptando y que hoy estamos emitiendo. Se trata de que nuestra sociedad haga suyos estos principios, estas actitudes, adopte estos modelos y los practique todos los días”, precisó.

Apuntó que para el Gobierno de la República la emisión de esta Norma representa “un compromiso y una voluntad política firme para que el Gobierno, asimismo, adopte la Norma y cada día más espacios dentro del ámbito público la hagan suya, y aseguren condiciones de igualdad de derechos laborales y no discriminación. Lo mismo deseamos ocurra en el ámbito privado”.

LA NUEVA NORMA, ESFUERZO DE SOCIEDAD CIVIL, GOBIERNO Y FACTORES DE LA PRODUCCIÓN PARA CAMBIAR DE RAÍZ INERCIAS QUE NOS FRENAN COMO NACIÓN: ALFONSO NAVARRETE

Alfonso Navarrete Prida, Secretario del Trabajo y Previsión Social, afirmó que la nueva Norma, y un proyecto de Norma Oficial Mexicana referido a condiciones de seguridad para el acceso y desarrollo de trabajadores con discapacidad en todos los centros de trabajo, representan un enorme esfuerzo de la sociedad civil, de Gobierno y de factores de la producción “para cambiar de raíz inercias culturales que nos frenan como Nación”.

Explicó que la nueva Norma es en realidad una palanca, que reconoce como punto de apoyo los resultados que se han tenido con el esfuerzo de sociedad y Gobierno.

Entre tales resultados, subrayó que, actualmente, de cuatro millones de personas colocadas en un empleo formal por el Servicio Nacional de Empleo, un millón 800 mil son mujeres, y 109 mil son adultos mayores, que han sido, también, colocados en un empleo.

Dijo que 39 mil personas con alguna discapacidad hoy cuentan no sólo con ayuda asistencial, sino “con empleo que desarrolla sus potencialidades, que son muchísimas, más, inclusive productivas, que muchos de los trabajadores formales que teóricamente están en condiciones más favorables para enfrentar el trabajo”.

Celebró que hoy, un millón 700 mil mexicanos “cuentan con seguridad social y prestaciones que no tenían al inicio de esta Administración y que no se reflejaban, por lo menos en cuatro sexenios anteriores”.

ES TIEMPO DE QUE LAS INSTITUCIONES Y EL SECTOR PRIVADO VALOREMOS Y RECONOZCAMOS EL TRABAJO DE LAS MUJERES: LORENA CRUZ

La Presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES), Lorena Cruz Sánchez, aseguró que el Gobierno de la República trabaja para que hombres y mujeres encuentren espacios apropiados en el mercado laboral: “por ello, uno de nuestros objetivos es lograr el acceso de las mujeres al trabajo remunerado y de calidad, al empleo decente y a prestaciones sociales en un marco de igualdad y de pleno respeto a sus derechos humanos”.

Es en este contexto, abundó, la Norma adquiere una enorme importancia pues brinda la posibilidad de transformar las políticas y la cultura laboral en los centros de trabajo, para promover el trabajo digno, incluyente, sin discriminación ni violencia hacia las mujeres.

Subrayó que la Norma que hoy se presenta constituye una política integral que recoge las buenas prácticas y lecciones aprendidas por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación y el Instituto Nacional de las Mujeres. Dijo que es una Norma sólida y clara, acorde con los estándares internacionales, y permitirá adoptar las medidas para aprovechar todo el talento y la energía de las mujeres.

“Hemos avanzado hacia la paridad en la política, pero necesitamos avanzar más rápido hacia la paridad en el mercado de trabajo”, resaltó, al enfatizar que “es tiempo de que las instituciones y el sector privado valoremos y reconozcamos el trabajo de las mujeres”.

LA NORMA MEXICANA EN IGUALDAD Y NO DISCRIMINACIÓN, EJEMPLO DE LA NUEVA GOBERNANZA: DANIEL PONCE

Daniel Ponce Vázquez, Encargado del Despacho de la Oficina de la Presidencia del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED), afirmó que la Norma Mexicana en Igualdad y No Discriminación es un ejemplo de la nueva gobernanza, al impulsar desde el Estado estrategias y acciones de política pública que enfrentan y resuelven problemas y conflictos, y responden a las aspiraciones de la ciudadanía, además de que “nos conduce hacia metas de superioridad en calidad de vida”.

Dijo que para el CONAPRED constituye motivo de gran satisfacción la publicación de la Norma, la cual, expuso, es el resultado de los esfuerzos conjuntos y la sinergia entre la Secretaría del Trabajo, el INMUJERES, la Secretaría de Economía y el CONAPRED para construir un instrumento capaz de orientar la garantía del derecho constitucional de toda persona a no ser discriminada en el ámbito de las relaciones laborales, para hacer de México una sociedad de derechos.

Y es que, advirtió, “lo que sucede en los ámbitos laborales no se queda ahí, sino que se reproduce y amplía en el hogar, en la calle, en la escuela, en los medios de comunicación”. Por eso, indicó, uno de los propósitos de la norma es “construir instituciones libres de violencia, con igualdad de oportunidades”.

Consideró que las instituciones públicas deben cumplir una función rectificadora de injusticias y desigualdades sociales; de ahí que, “con esta Norma, esta tarea encuentra una brújula y un cuaderno de bitácora que ofrece al mundo laboral y a las instituciones una alternativa para seguir trabajando desde ahí por un México en paz, incluyente, próspero, con educación de calidad y con responsabilidad global”.

CUANDO EMPRESAS Y GOBIERNO COINCIDEN EN TEMAS TAN RELEVANTES COMO LA IGUALDAD LABORAL Y LA NO DISCRIMINACIÓN, MÉXICO SALE GANANDO: EULALIA RODRÍGUEZ

Por su parte, Eulalia Rodríguez Pérez, Directora de Recursos Humanos de Scotiabank, empresa que desde hace 10 años adaptó su política en favor de un ambiente laboral equitativo e incluyente, aseguró que la Norma Mexicana en Igualdad Laboral y No Discriminación, “es un paso más hacia adelante que facilitará que las empresas, sociedad civil y gobiernos, continuemos en el camino al desarrollo y a un México mejor”.

Destacó que cuando el Gobierno y las empresas coinciden en temas tan relevantes, México sale ganando. Aseveró  que “tener este nuevo esquema integral quiere decir que estamos en el camino correcto. Sabemos que no basta estar en el camino, sino que hay que recorrerlo hasta el final, siempre buscando el bienestar de nuestras comunidades”.

A nombre de esta empresa, que conjunta a más de 13 mil empleados a nivel nacional, enfatizó que la Norma hoy presentada es un extraordinario trabajo para facilitar a las empresas “que den el primer paso para tener este tipo de prácticas de responsabilidad social empresarial”, por lo que Scotiabank celebra la presentación de la misma y “reconoce el arduo trabajo que desde distintos órganos gubernamentales se ha orquestado en materia de igualdad e inclusión”.