Excelentísimo señor Secretario General de las Naciones Unidas.

Excelentísimas señoras y señores Jefes de Estado y de Gobierno.

Distinguida señora Directora Ejecutiva de ONU-Mujeres.

Señoras y señores:

El desarrollo sostenido del mundo sólo podrá alcanzarse si las mujeres tienen las mismas oportunidades que los hombres para cuidar su salud, estudiar, trabajar, participar en la toma de decisiones y construir libremente su propio proyecto de vida.

En 1975, la celebración del Año Internacional de la Mujer y la Organización en México de la primera Conferencia sobre la Mujer, se dio cauce institucional a un creciente movimiento universal en favor de la igualdad de género.

Dos décadas después, con la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, se reafirmó el papel de las mujeres como agentes de cambio y factor de desarrollo para el mundo.

Ahora, en el 70 Aniversario de la ONU, de nuevo estamos dando un paso trascendental al incorporar la perspectiva de género como eje rector de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Para México es una gran satisfacción haber logrado la incorporación de este enfoque en el documento que habrá de guiar los esfuerzos internacionales para el desarrollo.

Gracias a esta decisión, la lucha por la igualdad sustantiva entre mujeres y hombres será una causa para toda la humanidad.

Congruente con esta visión, México ha incluido la perspectiva de género como eje transversal del Plan Nacional de Desarrollo, e impulsó una reforma política que obliga a los partidos a que el 50 por ciento de las candidaturas a legisladores sea para mujeres.

Gracias a esta medida, hoy la Cámara de Diputados, recientemente electa en México, está integrada en 42 por ciento por mujeres.

Para seguir avanzando hacia una mayor igualdad, el Gobierno de México instrumentará tres medidas sustanciales, que deseo compartirles.

Ahora elevaremos a nivel ministerial la coordinación de los trabajos del Sistema Nacional de Igualdad entre Mujeres y Hombres, máximo mecanismo de coordinación interinstitucional en esta materia.

Se promoverá una mayor corresponsabilidad entre mujeres y hombres para mejorar la distribución de la carga de trabajo en el hogar, e intensificaremos las acciones para prevenir el embarazo en adolescentes y reducir la mortalidad materna.

Señoras y señores:

La Agenda 2030 nos une y convoca a trabajar por la plena participación de las mujeres. El éxito de este elevado propósito depende de la seriedad, responsabilidad y esfuerzo de cada una de las naciones.

Avancemos en esa dirección, convencidos de que el empoderamiento de las mujeres enriquece y da solidez a nuestro actuar en favor de las grandes causas de la humanidad.

Muchas gracias.